Así se invertirán 1.000 millones contra la pobreza

773.500 castellano-manchegos viven hoy en riesgo de pobreza; 192.000 de ellos están en extrema pobreza y otros 100.000 padecen privaciones materiales. Cifras que son el argumento que justifica la aprobación por parte del Gobierno regional de la Estrategia Contra la Pobreza y la Desigualdad. Hasta el año 2020, las 58 medidas que integran esta estrategia requerirán una inversión pública de 1.094.823.755 euros.

 

La crisis económica y las medidas políticas que se impusieron para combatirla han provocado que la pobreza se extienda a más capas de la población y que se intensifique entre los que ya estaban en desventaja. Los pobres de antes son hoy más pobres y a ellos se han incorporado nuevos perfiles de pobreza: parados de larga duración que ya no cobran prestación ni subsidio, trabajadores precarios, jubilados que comparten sus pensiones con familiares sin empleo…

 

Ha ocurrido en todo el país, pero en Castilla-La Mancha se sufre especialmente esta situación: con un 37’9% de sus ciudadanos en riesgo de pobreza y exclusión social, se sitúa sólo por detrás de Andalucía, Ceuta y Canarias en el ranking de la pobreza, según el informe de la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social 2016 (AROPE).

 

A pesar del crecimiento sostenido del PIB de Castilla-La Mancha en los dos últimos años y de la caída de la tasa de paro desde el 30% de 2013 al actual 18’6%, sigue habiendo una legión de pobres que el Gobierno que preside Emiliano García-Page no ha querido esconder. “La crisis económica que hemos padecido desde 2008 y que solo parcialmente estamos comenzando a repuntar se tradujo en una caída dramática de la renta media en España que resultó aún más acusada en Castilla-La Mancha. Con una caída de más del 7% en el periodo 2008-2016, la renta media por hogar en Castilla-La Mancha se situó en este último año 4.215€ por debajo de la renta media nacional. El 37,9 % de la población de Castilla-La Mancha se encontraba en riesgo de pobreza y exclusión social en el año 2016, diez puntos por encima de la media de España. En términos absolutos, en 2016 existían algo más de 773.500 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social en Castilla-La Mancha”, así se reconoce textualmente en la Estrategia Contra la Pobreza y la Desigualdad Social que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, aprobaba el pasado 17 de octubre, coincidiendo con la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

 

Seguir leyendo...