Así es el primer Gran Acuerdo para empresas y trabajadores

El Plan de Medidas Extraordinarias lo han suscrito el 4 de mayo el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el presidente de CECAM, Ángel Nicolás; el secretario general de CCOO en la región, Francisco de la Rosa; y uno de los portavoces de la Comisión Gestora de UGT en la Comunidad Autónoma, Carlos Duque.

 

 

Las empresas y los trabajadores de Castilla-La Mancha afectados por la crisis económica y laboral causada por la epidemia de coronavirus ya pueden encontrar algún alivio en el “Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica”, que incluye hasta 64 tipos de ayuda diferentes que han sido diseñadas y pactadas entre los agentes sociales de la región -sindicatos UGT y CCOO y patronal CECAM- y el Gobierno autonómico.

 

Se trata de “una hoja de ruta articulada en torno a nueve ejes de actuación y dotada con más de 231,6 millones de euros, que tienen repercusión en tres ejercicios presupuestarios de la región (de 2020 a 2023), recogiendo más de la mitad de su dotación total en los presupuestos regionales de este año. El Plan cuenta con líneas de actuación transversales en materia de fomento de la actividad empresarial y de la actividad de los autónomos, la protección y el impulso del empleo y la seguridad laboral, además de recoger líneas específicas para los sectores más afectados por el impacto del COVID-19, priorizando en sus actuaciones a pymes, autónomos y trabajadores para llegar a más de 120.000 beneficiarios”, resume el Ejecutivo autonómico.

 

El acuerdo, firmado presencialmente en el Palacio de Fuensalida (sede toledana del Gobierno) el 4 de mayo, ha satisfecho a todas las partes, que han puesto en valor el esfuerzo negociador para alcanzar un beneficio común.

 

 

Directamente pensadas para auxiliar a las empresas, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destado “los 25 millones de euros en ayudas a fondo perdido para micropymes y autónomos que está ultimando el Ejecutivo autonómico, así como a la herramienta para la agilización de trámites para todas aquellas empresas que se quieran instalar en la región. Las pymes y autónomos afectados por el COVID-19 van a necesitar oxígeno para acometer la más que nunca necesaria tarea en materia de innovación, digitalización e internacionalización, y a ello se va a reorientar el Plan Adelante”.

 

Para los profesionales autónomos,  tres novedosas líneas de ayuda a la consolidación de la actividad: “para aquellos que tengan que reemprender y readaptarse y para aquellos que busquen en el autoempleo la salida a la recuperación. El tercer eje, el dedicado a la financiación de pymes y autónomos, cuenta con medidas ya en marcha, como la Línea Aval COVID-19, de 15 millones de euros, o la moratoria en el pago de cuotas de avales por parte del Instituto de Finanzas, además de la dotación por parte del Ejecutivo al Fondo de Provisión Técnica de Aval Castilla-La Mancha”, ha detallado Patricia Franco.

 

En cuanto a los trabajadores por cuenta ajena, la consejera de Empleo  ha avanzado durante la presentación del Plan de Medidas Extraordinarias que «vamos a poner en marcha medidas de apoyo a los trabajadores que vean afectada su contratación laboral tras los ERTE y también impulsaremos incentivos para la contratación de los trabajadores expulsados del mercado de trabajo a causa del impacto del COVID-19; medidas para favorecer la conciliación laboral y para el teletrabajo. Vamos a renovar el Cheque Transición para las personas a las que les finalice ahora, así como medidas orientadas al impulso del empleo juvenil, o a las personas más vulnerables».

 

 

 

Ángel Nicolás, presidente de la patronal castellano-manchega, durante la firma del acuerdo, ante la presencia del presidente de la región, Emiliano García-Page.

 

ÁNGEL NICOLÁS, PRESIDENTE DE LA PATRONAL CECAM:

“Estaremos vigilantes para que se cumplan de forma efectiva las medidas que integran este plan”

 

El presidente de la Confederación de Empresas de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, ha valorado el hecho de que este plan extraordinario incluya varias de las reivindicaciones concretas de apoyo a las pymes y autónomos de la región que han sido demandadas desde CECAM y sus Organizaciones empresariales integradas (FEDA, FECIR, CEOE-CEPYME Cuenca, CEOE-CEPYME Guadalajara y FEDETO).

 

Para las empresas golpeadas por la crisis de la covid-19 ha destacado algunas de las medidas incluidas en el plan que serán más útiles a corto plazo: Ayudas a fondo perdido para el sostenimiento de los autónomos; ayudas para pymes y autónomos para la reactivación de la actividad; ayudas para inversiones por teletrabajo; ayudas para inversiones en prevención de riesgos laborales y para incentivar la contratación de personas afectadas por la crisis COVID y otros colectivos.

 

A medio plazo, destaca la patronal las medidas para fomentar el consumo mediante acciones de marketing (especialmente en sectores turismo y comercio de proximidad); y medidas para mejorar la comercialización de las empresas (desarrollo de nuevos canales) y mejorar la competitividad empresarial.

 

 

Carlos Duque, miembro de la gestora de UGT Castilla-La Mancha.

 

CARLOS DUQUE (UGT Castilla-La Mancha)

Hay que dar ayudas directas al comercio y a la hostelería; indirectamente son también ayudas para sus trabajadores”.

 

Desde la UGT de Castilla-La Mancha se destaca la defensa de unas medidas que “servirán para frenar la pérdida de empleos y para sostener el poder adquisitivo de la clase trabajadora, así como sus derechos laborales. En especial los de conciliación de la vida familiar y laboral, que no tienen que verse deteriorados por el teletrabajo o por el cierre de centros escolares.  Los trabajadores y trabajadoras no pueden ser quienes paguen la crisis derivada del COVID-19, por eso valoramos este primer paso hacia una serie de actuaciones más amplias que diseñen la recuperación económica de la región sin dejar a nadie atrás, como hemos reivindicado este #1deMayo ambos sindicatos”.

 

Tras la firma del acuerdo, Carlos Duque ha puesto en valor muy especialmente el esfuerzo colectivo para alcanzar este pacto y ha agradecido la iniciativa del Gobierno regional para contar con los agentes sociales. “Es el momento de que todos arrimemos el hombro, sólo podemos salir remando todos en la misma dirección. No nos gustan los dirigentes que no apoyan, sino que vamos a la contra. La ayuda que se presta es para los ciudadanos. Comercio y hostelería fueron los primeros afectados y serán los últimos en funcionar al 100% y hay que darles ayudas directas para que resurjan, también son indirectas a los trabajadores«.

 

En concreto, este sindicato destaca celebra «la incorporación a petición del sindicato de una ayuda de hasta 500 euros/mes a la conciliación laboral y familiar para las personas trabajadoras con reducción de jornada por el COVID-19; así como otra ayuda de entre 300 y 400 euros/mes a los trabajadores y trabajadoras afectados por un ERTE que no recuperen su puesto de trabajo una vez finalice éste».

 

 

Paco de la Rosa, secretario general de CCOO Castilla-La Mancha.

 

PACO DE LA ROSA (CCOO)

«Si algo nos ha enseñado este maldito virus es que hace falta otro modelo económico y hace falta diálogo social»

 

«Hoy más que nunca es necesario que los agentes sociales y políticos demostremos unidad, por eso estamos aquí firmando este acuerdo que podría ser mejor, pero es el primero. Somos conscientes de que sin empresas no hay trabajo, y al revés. Pero esta crisis ha puesto en valor el trabajo, el de las personas trabajadoras, incluso las que no tienen buenas condiciones salariales son imprescindibles«, manifestaba el responsable regional de CCOO, Paco de la Rosa, durante la firma del plan de medidas extraordinarias.

 

«Si hay algo que nos ha enseñado este maldito virus es que otro modelo social y económico es necesario, un modelo que piense en las personas y en su bienestar«, advierte, al tiempo que hace un llamamiento especial al papel que tiene que asumir la Unión Europea en esta crisis: “Nos enfrentamos a una crisis global que debe abordarse desde la Unión Europea, que en estos tiempos difíciles no debe hacer políticas de austericidio, sino políticas de inversiones. Una crisis que también hay que afrontar como país y como región y para ello es fundamental la financiación autonómica para que la ciudadanía salga de esta complicada situación”.

 

Tras este primer acuerdo, De la Rosa asegura que «tendremos que hablar también de los servicios públicos, cuyo valor también lo ha demostrado la crisis del coronavirus, y de la atención a las personas mayores, que están siendo especialmente castigadas por esta pandemia. Seríamos tremendamente injustos con la historia si no diéramos una vuelta a cómo deben ser tratados y cuidados nuestros mayores. Esa generación que ha estado sacrificada desde la Guerra Civil hasta la última crisis económica para hacer que este país sea grande y fuerte. Esa personas que se han tenido que ir en los últimos tiempos sin que ni siquiera podamos despedirnos de ellas. En este esfuerzo por rendir homenaje a esas personas hay que garantizar a los mayores servicios públicos esenciales, los cuales nunca pueden ser un negocio”.

 

EMILIANO GARCÍA-PAGE, presidente de Castilla-La Mancha:

«Nos hemos puesto de acuerdo en medio de la trinchera porque estamos en la misma, y porque hemos identificado perfectamente cuál es el adversario y qué es lo que hay que ganar

 

«Es difícil ponerse de acuerdo en medio del ruido, de la trinchera los balazos y este vendaval, pero lo hemos hecho, porque estamos en la misma trinchera y porque hemos identificado perfertamente cual es el adversario y qué es lo que hay que ganar», decía García-Page ante la presencia de los máximos representes sindicales y de la patronal autonómica.

 

García-Page ha alabado “la cultura de pacto y de entendimiento,  que ‘casi siempre’ ha existido en la región. Este acuerdo no es una firma para consolarnos, ni para consolar a la ciudadanía, sino que se trata de un documento con propuestas, y con objetivos”.

 

Seguir leyendo… »