Arranca una vendimia generosa en cantidad y calidad

vendimiando

 

Si el tiempo no lo impide, la producción de vino y mosto de esta campaña será buena en Castilla-La Mancha, tanto en cantidad como en calidad. A punto de arrancar la vendimia de las variedades más tempranas (chardonnay o la moscatel), se espera una cosecha que estará entre los 23 millones de hectolitros de vino y mosto que calcula la organización agraria Asaja Castilla-La Mancha y los 26 millones de hectolitros que estiman desde Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha (en 2015 la vendimia regional generó 23 millones de hectolitros). La producción nacional total rondará los 46 millones de hectolitros.

 

En cuanto a la comercialización, Cooperativas Agroalimentarias considera que “se abren nuevas oportunidades para el sector, teniendo en cuenta el escenario mundial, ya que la vendimia del Hemisferio Sur ha disminuido en un 15%, lo que supone 8 millones de hectolitros menos que en la campaña pasada, a lo que hay que sumar una campaña media en Europa, que la vendimia francesa tendrá una producción algo menor a la media de los últimos cinco años, problemas climatológicos en países del centro y Este de Europa y el mildiu en casi todas las zonas vitícolas de Portugal. Todo esto provoca que se dibuje un escenario con posibilidades de negocio para los transformados vitícolas castellano-manchegos”.

 

No hay datos sobre la previsión de mano de obra que se contratará en esta vendimia, pero la tendencia será a la baja por la creciente mecanización de los trabajos de recolección. En el sector agrario hay 18.200 desempleados en Castilla-La Mancha, según los datos de la EPA del segundo trimestre de 2016.