Almonacid estrena escultura homenaje a la Memoria Histórica

Escultura homenaje a la Memoria Histórica en Almonacid

Escultura homenaje a la Memoria Histórica en Almonacid

 

En la calle Toledo de la localidad de Almonacid ha quedado instalada la escultura Homenaje a la Memoria Histórica, obra del artista Pablo Costilludo.  El alcalde de Almonacid, Víctor Portugués, ha explicado las razones del consistorio para levantar esta escultura en la localidad: “Es reconocimiento visible a todos los que injustamente sufrieron persecución por el simple hecho de ser fieles a sus principios.  Porque muchos de nosotros hoy estamos donde estamos porque en su día hubo gente que se plantó y luchó por una sociedad justa en la que todos podamos vivir con dignidad. Y toda esa gente merece todo nuestro reconocimiento y respeto. Y eso es lo que hoy presentamos”.

 

El alcalde, de Izquierda Unida, ha recordado que la Ley de la Memoria Histórica “es el reconocimiento de todos los crímenes que, por motivos ideológicos, se cometieron durante la Guerra Civil y la Dictadura franquista. La reparación justa de esas condenas es fruto imposible, porque no hay nada que justifique el valor de una vida libre y digna robada, pero sí que es justo que se levanten no sólo símbolos en recuerdo y homenaje de quienes sufrieron aquellas condenas, sino que también es necesaria la recuperación de un relato histórico que desentierre la verdad de aquellos años. Sólo así podrán cicatrizar las heridas que, muy lamentablemente, aún continúan hoy en día, con pueblos donde esa fractura que nos llega de aquellos años, tristemente, se puede comprobar, en forma de prejuicios y rencores que no tienen ningún sentido ni nos hacen ningún favor”.

 

A la inauguración del monumento asistió también el diputado provincial Jorge Vega, a quien Portugués agradeció el hecho de que “a iniciativa suya se introdujo en los Presupuestos de la Diputación de Toledo para 2016 una partida económica destinada a la ejecución de la Ley de Memoria Histórica, a través de la cual se ha financiado parte del coste de esta escultura en honor a las vidas robadas a personas pertenecientes a colectivos sociales que, por pensar y actuar de manera diferente y contraria a los intereses de los grupos de poder de su época, perdieron sus libertades y, en no pocas ocasiones, incluso sus vidas, y eso no tiene precio”.
PABLO COSTILLUDO, EL ARTE EN PIEDRA