Alicia Es Martínez: “VOIX VIVES ES UN FESTIVAL POÉTICO Y POLÍTICO”

Voix Vives trae a Toledo la poesía que se está escribiendo y recitando en este momento en medio mundo entre el 2 y el 4 de septiembre. Entrevistamos a la directora del Festival.

Alicia Es Martínez, directora del Festival de poesía Voix Vives (del 2 al 4 de septiembre).

Alicia Es Martínez, directora del Festival de poesía Voix Vives (del 2 al 4 de septiembre).

 

La poeta Alicia Es Martínez trajo a Toledo y dirige Voix Vives, el festival de poesía que reúne a grandes poetas del arco mediterráneo y Latinoamérica y que en cuatro años es ya una referencia internacional. Periodista, agente turística, mujer de acción, comprometida, con carácter y un entusiasmo que arrastra, la valenciana se embarcó en la tarea que le encomendaron desde Francia apenas unos meses después de instalarse en Toledo y convirtió esta ciudad en sede del Festival (las otras están en Seté, Génova y Palestina).

 

“Querían aquí Voix Vives porque Toledo es el símbolo de las tres culturas y este es un festival que pretende tender puentes entre judíos, musulmanes y cristianos y defiende resolver los conflictos con la voz y el diálogo. Deberíamos los artistas, los gestores culturales y los políticos de esta ciudad estar a la altura de esa herencia cultural, política y trascendental que hemos recibido”.

 

¿Cómo se organiza un Festival de esta envergadura, con 175 actos en 3 días por toda la ciudad, con más de 200 poetas, artistas plásticos y músicos que llegarán de fuera, con la colaboración de decenas de voluntarios y organizaciones locales que hay que coordinar?

 

No es fácil. Es un trabajo inmenso de un equipo no muy grande formado por voluntarios (ella, Amadeo Aranda, Nerea Tello, Blanca López, Sonia Baena, Eddie J. Bermúdez, Demian Ortiz y Almudena Mora). Solo contratamos a dos personas: la encargada de administración y otra para coordinar la feria del libro. Y con el esfuerzo de nuestras familias y de nuestros trabajos, que también se ven afectados.

 

¿Qué es lo más complicado?

 

Es mucho estrés casar las necesidades y los intereses de todo el mundo. Trabajar con poetas (se ríe) es hacerlo con material incandescente, a punto de estallar. En general el poeta por su propio proceso creativo conlleva una introspección muy elevada, no suelen ser personas de escena, aunque ahora cada vez hay más poetas de escena. Crean desde dentro, mirándose hacia los abismos, con lo cual son muy vulnerables también. Y esto es difícil de moldear a la hora de construir un Festival del tamaño de Voix Vives. Te encuentras con muchos pequeños detalles que muchas veces exigen una paciencia infinita.

 

“Organizar voix vives es nuestra forma de poetizar, de cambiar el mundo desde un punto de vista político y social”

 

Esto lo cuenta usted que también es poeta.

 

A mí me pasa y sé lo importante que es responder casi inmediatamente cuando te invitan a un festival y te piden material, pero el poeta no suele dedicarse profesionalmente a la poesía, eso es muy complejo y casi contraproducente para su propia poesía. Y aunque todos los poetas somos unos apasionados, unos viciosos de la poesía, al final lo que ocurre es que es la parte de ti que es más tú mismo y la vas dejando, como pasa en la vida de cualquiera.

 

 

¿Cuánto tiempo dedicas a ti misma? Pues a los poetas nos pasa lo mismo. Nos invitan a un festival y nos encanta, nos llena el ego y dices que bien que se han fijado en mi obra, pero tienes que trabajar y estar a mil cosas y en el último en el que piensas es en ti mismo. Los poetas tardan… ¡hasta el último momento! Las editoriales (que publican poesía) también suelen ser pequeñas. Tienes que saber que esto va a pasar y contar con ello. Hay que estar loco para organizarlo, pero nuestro equipo tiene una dosis de locura importante, algo que los políticos no siempre entienden, y por eso lo hacemos.

 

¿Cuál es la compensación a tanto esfuerzo? ¿Qué buscan con este Festival?

 

La poesía es hoy por hoy más necesaria que nunca. El mundo en el que nos ha tocado vivir no es el mundo en el que nosotros queremos vivir. Está lleno de injusticias, de miseria, de imagen vacía y fatua, de espectáculo, de gente que no es consciente de su posición en el mundo y del contexto en el que viven, ni de cómo les están manipulando porque no tienen una base para contrarrestarlo, porque la educación ha sido mermada por los gobiernos, precisamente para eso.

 

La única manera de contrarrestar el discurso dominante es escuchar el pequeño discurso de la gente, de los poetas que viven, sufren, crecen, padecen la sanidad, la educación, sienten y se emocionan con el amor, con la violencia. El poeta no es un ser que está en una torre de marfil ajeno al mundo. Lo que te vas a encontrar en los recitales de poesía es lo mismo que estás pensando en palabras que te llegan sin filtro, directas al corazón, que te conmueven para moverte, que te hacen cambiar y tomar decisiones.

 

La fuerza que tiene un festival de poesía oral es que eso que yo estoy compartiendo como poeta con la gente que me está escuchando acaba produciendo una magia de colectividad, de movimiento que no se produce cuando tú te compras un libro de poesía y te lo lees en casa.  Esa magia de la voz, de la palabra, es lo que justifica el Festival, tanto esfuerzo: que la gente sea consciente de su vida, de lo que tiene a su alrededor, sin manipulaciones, sin mercantilismos, sin filtros.

 

Por eso nosotros nos volvemos locos, porque creemos que es nuestra forma de poetizar, de cambiar el mundo desde un punto de vista político y social. Quien no quiera entenderlo, quien piense que el Festival es espectáculo por el espectáculo, que es solo una forma de vender Toledo o que tenga una oferta cultural x está absolutamente equivocado. El Festival es un festival político-poético.

 

“DE LOS BARES HA SURGIDO UN MOVIMIENTO QUE HA DEVUELTO LA POESÍA A LAS CALLES Y LOS CIUDADANOS HAN RECUPERADO A LOS POETAS”

 

¿Quién financia este Festival?

 

Nació hace 4 años con una ayuda de 50.000 euros de la Unión Europea y de Libre Culture, que es la asociación que lo organiza en Seté (la sede francesa de Voix Vives y la primera). El ayuntamiento de Toledo ya nos ayudó en la logística y también el Museo Sefardí y el del Greco. La Diputación nos imprimió los carteles y nos echó una mano en la difusión y un montón de pequeñas asociaciones, empresas y artistas de Toledo nos ayudaron también. El Gobierno de Cospedal nos prometió ayuda pero nos la retiró a una semana del Festival y no nos dio nada.

 

En 2014 el ayuntamiento ya lo incluyó en sus presupuestos y le destinó 15.000 euros, Libre Culture puso 10.000 y la Diputación y la Junta no colaboraron. Y el año pasado el ayuntamiento repitió su aportación, la Diputación echó una mano con sillas y cartelería y la Junta puso a nuestra disposición la Biblioteca regional, que nos ayudó mucho. Y los ministerios de Cultura y Defensa nos cedieron espacios, como el Museo del Ejército.

 

Y este año, por primera vez, tenemos la ayuda del Instituto francés, que es muy importante porque además va a significar que empresas francesas radicadas en España giren su vista hacia el Festival. Y por primera vez la Junta nos ha recibido y el consejero de Cultura, Ángel Felpeto, nos ha escuchado y nos han cedido el castillo de San Servando para alojar con pensión completa a los 30 artistas plásticos de reputado prestigio que vienen altruistamente y gastan su dinero y su tiempo en hacer las obras que exponen aquí.

 

La Diputación mantiene la ayuda de las sillas y nos cede por primera vez San Clemente y tenemos un compromiso de incrementar su apoyo para el próximo año. Todo esto nos permite crecer y enriquecer el Festival. También es muy importante el apoyo que se traduce en un abrazo, en un acompañar en el camino, en un estoy contigo y no contra ti, en un vamos a sentarnos juntos para trabajar en el Festival como parte del equipo.

 

No debemos olvidar que la contrapartida para Toledo y para Castilla La Mancha de este Festival han sido 24 millones de impactos periodísticos en todo el mundo cada año. Toledo vuelve a ser conocido como la ciudad de la poesía desde el siglo XVI, está situado otra vez en el mapa de la cultura con mayúsculas y no de la cultura provinciana. Eso es Voix Vives y eso es lo que tienen que ver las autoridades al prestar ese abrazo, ese mimo, ese acompañamiento. Es la forma de que adquiera empaque y se consolide un equipo de trabajo, que la gente que hasta ahora ha trabajado de forma altruista no se queme y deje de hacerlo.

 

“La gente está deseando que toledo se mueva, pero hay que luchar contra ESA inercia de no hacer nada y llevarse palos”

 

Sorprende como se han involucrado tantos colectivos, voluntarios y pequeñas empresas que colaboran en el Festival desinteresadamente. ¿Cómo se consigue eso?

 

Sin ellos es imposible hacer el Festival. Les ennoviamos porque lo que les estamos proponiendo es lo que ellos están esperando para Toledo. La gente está deseando que la ciudad se mueva, sentirla viva. Hemos propuesto convertir la calle Comercio en un museo vivo y a los comerciantes les está encantando. Lo que pasa es que hay que luchar contra una inercia de no hacer nada, de todos vivimos muy tranquilos en nuestra parcelita. Y para cambiar eso hay que luchar mucho y llevarse muchos palos. En Voix Vives estamos dispuestos, pero hay muy poca gente dispuesta a llevárselos. Toledo es un escenario natural que hay que aprovechar, conciliando con los vecinos con el máximo respeto y contando con ellos.

 

¿Qué opinión se tiene fuera del Voix Vives toledano?

 

Está siendo un modelo. En Seté esta locura son 10 días, aquí solo 3 pero hemos conseguido reproducir su espíritu. Hemos rejuvenecido el Festival, invitamos a poetas muy heterodoxos, hemos duplicado las intervenciones plásticas, hay música y este año también danza. Es un festival de arte urbano, de confluencia de las artes. Este año todos los poetas vienen con un músico. De repente hay una colaboración fantástica que antes no existía. La poesía era la gran olvidada y ahora los demás artistas se fijan en los poetas, que estábamos como invisibles.

 

¿A qué atribuye el interés por la poesía que ha resurgido en los últimos años?

 

A los bares que se han abierto a la poesía, que antes era una cosa de bibliotecas y de grupos muy cerraditos. De repente empiezan a organizar recitales y los poetas a quitarse los prejuicios y las telarañas, a recitar en plan performance, a recuperar las vanguardias. De los bares ha surgido un movimiento que ha devuelto la poesía a las calles y los ciudadanos han recuperado a los poetas. Y la crisis, porque los poetas son muy baratos y hacer un festival de poesía es muy económico. Muchos poetas no cobramos nada por ir a otros festivales, lo cual es una desfachatez tremenda.

 

En Voix Vives pagamos las dietas, el viaje, el alojamiento y un caché a los invitados y luego hay muchos poetas pagados por las editoriales y otros muchos que vienen gratis a disfrutar del festival y a recitar en la escena libre. Esa generosidad inmensa del poeta no se encuentra en otras artes. Y eso es lo que ha hecho que la poesía se ponga delante de los ojos de la gente y cuando la gente empieza a verla los políticos se fijan y también las grandes editoriales.

 

Y luego la difusión por redes sociales que ha democratizado muchísimo la poesía, cualquiera puede publicar y leer los poemas. Discutimos si eso baja la calidad de la poesía. Corremos ese riesgo, de que no todo lo que nos venden es poesía, pero yo lo corro porque además me encantan los poemas escritos por mi madre, a mí que soy su hija, verlos publicados. Y me encanta que la palabra sea manejada, magreada y descontaminada por el pueblo. Seleccionar a los poetas invitados al Festival no es fácil.

 

Tenemos una inmensa lista que va creciendo año tras año con nuevas propuestas, pero eso no quiere decir que cerremos la puerta a la poesía escrita desde todos los ámbitos. Por eso está la escena libre. Lo que yo les pido a los poetas es leer, leer mucho, no tener el ego tan grande, considerar la poesía de los otros. Escuchar al otro más que a uno mismo. La poesía tiene un problema de ego inmenso.

 

Ese interés se plasma en iniciativas a lo largo del año en Toledo: el poetry slam mensual (competición poética), los impresentables (recitales en El Internacional), jam sessions en Verbalina, poetas bajo tierra, presentaciones de nuevos poemarios… y desde este curso Poétikas, un proyecto con adolescentes que usted dirige a través de Matadero Lab en el instituto Sefarad. ¿Cómo está funcionando, cómo reaccionan los estudiantes de secundaria ante la poesía?

 

Es una pasada. Tenemos un nivel de calidad altísimo, los chavales son muy buenos, como Andrés Collado, que va a hacer una exposición de poesía visual en El Internacional durante Voix Vives. Este año en el Festival vamos a hacer también una escena joven con todos los poetas del club Poétikas y de otros centros educativos que están empezando a manejarse con la poesía, y tendremos talleres para niños, cuya imaginación es pura poesía. La educación poética está en todas estas iniciativas que acercan la poesía a los chavales. Lo que me da miedo con ellos es que el aplauso fácil les haga ir por un camino erróneo e incumplir los plazos poéticos.

 

“NO HAY QUE OLVIDAR QUE ESTE FESTIVAL TIENE 24 MILLONES DE IMPACTOS PERIODÍSTICOS EN TODO EL MUNDO CADA AÑO”

 

Para aquellos que sienten curiosidad por la poesía, aunque sea porque oyen cada vez más hablar de ella, pero no se atreven a acercarse, a escucharla, a leerla, ¿cómo les recomendaría hacerlo?

 

Atreviéndose y perdiendo los prejuicios, que vengan al Festival, que se paseen, que se dejen llevar y sorprender, que se sienten en las hamacas y si no les gusta, que se duerman o prueben con otro poeta, que es lo bueno que tiene Voix Vives, que ofrece mucho para elegir, que tengan una actitud abierta, que prueben a sumergirse en las aguas del hamman y disfruten escuchando poesía. Lo del libro llega luego, requiere otro tipo de acercamiento y de actitud.

 

No es necesario hacerse lector de poesía para venir al Festival. A fin de cuentas la gente vive y siente poesía continuamente, aunque no lo sepa. Lo que van a encontrar en el Festival son esas emociones y esos sentimientos escuchando las voces de los poetas. Solo tienes que tener esa actitud de ver, de mirar, de sentir, de emocionarte y de conmoverte.

 

De todas las novedades de este año, ¿en cuáles tienen más expectativas?

 

Este año son muchas. La mayoría de los actos se hacen en el casco histórico porque es una escena fantástica y a todos nos encanta escuchar poesía en una plazuela o delante de la catedral, pero este año también la vamos a llevar a un montón de parques de casi todos los barrios; y la vamos a bajar al río. Y en los nuevos espacios será igual de maravilloso y de bonito. Desde el principio yo quería integrar el río porque es el símbolo más cercano al agua que tenemos, con sus puentes que es algo muy simbólico del Festival. Vamos a cruzarlos, a hacer recitales en el Tajo y en el puente de Alcántara.

 

Los recitales en las azoteas (otra novedad) son un reconocimiento a las familias que con gran generosidad acogen en sus casas a los poetas. Muchas este año nos abren las puertas y sus azoteas, además, para hacer recitales. Y es muy importante lo que hemos hecho con los artistas plásticos porque hasta el año pasado muchos poetas y mucho público ni sabían que sus intervenciones, basadas en las poesías de los invitados, formaban parte del Festival. Este año vamos a hacer que se sientan más integrados, gracias a la cesión de San Servando. Allí habrá desayunos con arte todas las mañanas a las 10 y se sentarán juntos poetas y artistas. Y también en Matadero Lab a la hora de la siesta.

 

Y vamos a hacer talleres de puertas abiertas en los estudios de artistas toledanos, con poetas y artistas. El jueves 1 de septiembre recibiremos a todos con una cena preparada por las abuelas en el instituto Sefarad. Allí van a ser también este año las comidas. Las personas que nos las van a servir, del colectivo Las Morras, van a hacer sus performance y van a estar integrados también con nosotros.

 

¿Cuántas familias de Toledo ofrecen sus casas o sus azoteas para acoger poetas y organizar recitales estos días?

 

Son más de 30, pero necesitamos más porque son muchos poetas, músicos, técnicos, el equipo francés, periodistas que vienen de fuera y hay que alojar.

VOCES VIVAS EN EL IV FESTIVAL TOLEDANO

 

33 poetas de once países han sido invitados a la edición de 2016, que ha apostado por un buen número de voces femeninas y también por poetas muy jóvenes. Hemos pedido a la directora del Festival un comentario sobre algunos de ellos.

 

VENUS KHOURY-GHATA. Poeta libanesa de reconocido prestigio internacional (1937), premiada en numerosas ocasiones. Presenta “una propuesta poética sobre la reflexión, sobre la poesía, sobre el mundo muy interesante”.

 

AMGAD RYAN. Poeta egipcio, hispanista y crítico literario (1953), desde 1972 ha publicado dieciséis antologías de poesía y escribe habitualmente en revistas y periódicos de su país y de otros árabes. “Es un gran erudito”.

 

Inma Luna

Inma Luna

INMA LUNA (1966). “Un honor tenerla con nosotros. Es una de las voces femeninas más reconocidas, con muchos poemarios pese a que empezó a escribir muy tarde. Muy social, muy intimista, visceral, con una escena y una presencia muy potente”.

 

GUSTAVO VEGA. El creador y teórico de la poesía visual en España y uno de sus máximos exponentes (1948) presentará su obra en el Museo de Santa Cruz durante el Festival.”En Sudamérica la gente se recorre miles de kilómetros para ir a verle”

 

LUZ PICHEL (1947). “Con esa poesía de la reflexión, del no lenguaje, en un gallego de la calle, sin prejuicios. El universo de Luz hay que reflexionarlo un poquito más”. Ha ganado numerosos premios en todo el mundo por sus magníficos poemarios.

 

BEGOÑA ABAD (1952). Riojana de adopción, “es un referente de la poesía social en España. Muy directa, muy militante de la poesía”, ha publicado numerosos poemarios.

 

Clara Sotomayor

Clara Sotomayor

CLARA SOTOMAYOR (1996). Una jovencísima toledana, ganadora del Poetry Slam Ciudad Real y estudiante de ingeniería informática bilingüe, recita sus poemas en su canal de Youtube y los publica en sus blogs. “Promete muchísimo, tiene una voz ya muy propia”.

 

María Antonía Ricas

María Antonía Ricas

MARÍA ANTONIA RICAS (1956). Toledana, “fantástica, con un universo muy personal, muy femenino”, ha publicado una veintena de aclamados poemarios.

 

FEDERICO DE ARCE (1968). Profesor de literatura del Sefarad, “gracias a él varias generaciones de toledanos están enamorados de la poesía. Es una eminencia literaria, un lujo que se está abriendo a nuevos caminos”.

 

ELENA ROMÁN. Vivió en Toledo muchos años y sigue vinculada a la ciudad, con ese “universo tan surrealista, ácido y propio” que le ha reportado numerosos premios.

 

MIGUEL ÁNGEL SANPEDRO Es un poeta sordo. “Él no escribe la poesía, él la hace, la fabrica y la comunica con las manos, con una calidad brutal”. Ha sido invitado en Seté.

 

DANIEL MAXIMIN Nacido en la isla caribeña de Guadalupe, actualmente reside en París, donde ha desarrollado una obra muy personal y relacionada con la poesía visual.

 

LAURA VÁZQUEZ, MATHIAS RICHARD y PAULINE CATHERINOT (1974-86). Representan la poesía “muy valiente, muy performance, muy sonora, que está cambiando la escena poética en Francia” y que impulsan jóvenes autores como ellos.

 

LUIS FILIPI SARMENTO (1956), portugués, también periodista, traductor, director de la primera experiencia de video-libro en su país, sus versos han sido traducidos al árabe, al japonés o al ruso entre otros muchos idiomas.

 

PEDRO VERDEJO. “Un poeta social, muy cañero” que representa bien “como la poesía no puede ser disonante a su autor”.

 

 

MUCHAS NOVEDADES EN LA CUARTA OPINIÓN

 

Los artistas plásticos abren sus talleres

 

Serán escenario de recitales de poesía y mostrarán la obra basada en los versos de los poetas invitados que han realizado en los últimos meses. Paco Rojas, Pizarro, artistas del grupo Estación… participan en esta iniciativa que busca una mayor visibilidad de los creadores plásticos en el Festival.

 

La Serpiente poética

 

Poetas, artistas y músicos serpentearán por la ciudad desde Zocodover al Museo de Santa Cruz, el puente de Alcántara y San Servando, deteniéndose para recitar, para hacer música y poesía sonora y escénica o videopoesía. Domingo 4 a partir de las 18h.

 

Conciertos

 

El poeta y cantautor toledano Carlos Ávila presenta su último disco ‘Justicia Poética’, subvencionado por Voix Vives. Podremos escuchar además a Javier Maroto, Oscar Fernández y Pedro Garrido (juntos harán un tributo a Silvio Rodríguez), a Joël Allain, Miloke Mandarini (él presentará su trabajo ‘La vereda de la gitana’), Roula Safar o Luis Gálvez (con un concierto de percusión y danza bajo el agua en la piscina de San Servando).

 

Diálogo de creadores

 

Diálogos entre poetas, músicos y artistas plásticos. En la calle y, también, en una ‘cata de los sentidos’ entremezclando versos, vino, música y pintura.

 

Dónde escuchar recitar poesía

 

Todos los poetas invitados ofrecen recitales propios o participan en encuentros colectivos. Esta edición, por primera vez, los versos se podrán escuchar junto al río, en la barca de pasajes o en el puente de Alcántara, en azoteas o en parques de casi todos los barrios de la ciudad a los que llegará la caravana poética.

 

Y seguirá pudiéndose hacer sumergido en el hammam de los baños árabes o en las plazas del casco histórico. Los poetas inscritos en la escena libre recitarán en la plaza de Padilla y también allí habrá tiempo para un micro abierto destinado a los poetas que quieran recitar espontáneamente.

 

Ruta poético-saludable

 

‘Primeros auxilios poéticos’ le han llamado. Una ruta para caminar y hacer ejercicio escuchando poesía. Y otra singular propuesta seudodeportiva: un duelo de poetas y esgrimistas a versos y espadas.

 

Poesía para ver

 

El fotógrafo Demian Ortiz expone ‘Perdidos, un lugar para encontrar’ y el jovencísimo poeta toledano Andrés Collado presenta ‘Con Toledo a Cuestas’ (poesía visual) en El Internacional durante el Festival. Gustavo Vega muestra‘Poesías Visuales: Antología de urgencia’ en el Museo de Santa Cruz. También allí, la colectiva: ‘El Libro de Artista en España’.

Seguir leyendo… »

 

Últimas publicaciones de Pilar Palop (Ver todas)