ALBERTO FERNÁNDEZ: SOLO TENGO UNA COSA EN LA CABEZA: GANAR LAS PRÓXIMAS OLIMPIADAS’

El campeón del mundo de tiro olímpico y récord mundial, illescano de adopción, de madre sonsecana y padre belviseño, es uno de los primeros deportistas españoles con plaza asegurada para Tokyo 2020. Serán sus cuartas Olimpiadas.

 

 

48 de 50 platos: récord del mundo en la modalidad de Foso Olímpico. Alberto Fernández (Madrid, 1983) lo consiguió el año pasado en la Copa del Mundo de La India, ha vuelto a repetirlo este año en el Campeonato de España y en septiembre en el Campeonato del Mundo celebrado en Korea. El oro conseguido allí le otorga plaza directa para volver a las Olimpiadas. Tras su pasmosa precisión, su 1,81 de estatura, su aspecto corpulento y su escopeta personalizada, está también el guitarrista de Geiperman -un grupo tributo a Hombres G-, un toledano de raíces y de adopción orgulloso de serlo, y un deportista extremadamente humilde, cordial y atento.

 

¿Cómo se siente uno siendo el mejor del mundo en tiro olímpico?

 

Yo me siento muy afortunado de tener el honor de representar a España y muy agradecido de formar parte del equipo nacional y de poder trabajar en el día a día porque del tiro al plato me gusta mucho la preparación. En el deporte siempre he sido muy ambicioso y muy exigente conmigo mismo y una vez que gano una competición empiezo a pensar en cómo ganar la siguiente de la mejor manera, así que se me olvida muy pronto el triunfo y nunca pienso en que soy el campeón del mundo, al revés, en intentar superarme cada día. Ahora solo tengo una cosa en la cabeza y es ganar el oro en los juegos olímpicos de Tokyo. En 2019 no hay campeonato del mundo y las olimpiadas son mi objetivo este próximo año y medio.

 

Pekín 2008 (33 posición), Londres 2012 (el 25), Río de Janeiro 2016 (el 17). ¿Qué es lo mejor de estar en unas olimpiadas para un deportista?

 

Poder representar a tu país te da ese plus de ilusión y de motivación para intentar hacerlo lo mejor que puedas y conseguir resultados. Y en mi caso tener la posibilidad de dar a conocer más este deporte, que es menos mediático. Luego en la villa olímpica los deportistas somos muy autónomos porque es una competición muy intensa, de mucha tensión y estamos muy en lo nuestro, muy concentrados. No se está en plan informal, al final los nervios se apoderan de ti y cada uno está en lo suyo.

 

“En 2010 hicimos el primer concierto como una cosa de amigos y cuando nos dimos cuenta estábamos tocando ante 3.000 personas en Quintanar de la Orden”, dice Alberto Fernández de Geiperman, su grupo.

 

¿Cómo has llegado tan lejos?

 

Es el fruto de todo el trabajo diario de todos estos años y de que he tenido la gran fortuna de que me ha tocado a mí, porque hay muchos compañeros que también trabajan para ello. Las cualidades que debes tener en cualquier deporte son disciplina, trabajo, esfuerzo y sacrificio porque muchas veces tienes que sacrificar el ir a tomarte una coca cola o al cine porque tienes que entrenar. Con eso la receta sale bien seguro. Y luego tienes que ser muy ambicioso y muy exigente contigo mismo. Hay que trabajar muy duro y tener paciencia. No te regalan nada.

 

¿Cómo es el día a día de un campeón del mundo?

 

Me hago muchos kms con el coche porque cada día entreno en un sitio diferente para variar los fondos y la climatología y acostumbrarme a las distintas condiciones. En plena temporada hago entrenamientos intensivos de 4 o 5 horas en el campo de tiro y luego una hora con el preparador físico, además del entrenamiento mental, que depende del estado de ánimo de cada momento. En mi caso trabajamos mucho la parte mental y la técnica.

 

“En 2010 hicimos el primer concierto como una cosa de amigos y cuando nos dimos cuenta estábamos tocando ante 3.000 personas en Quintanar de la Orden”, dice Alberto Fernández de Geiperman, su grupo.

 

¿En qué consiste esa preparación mental en un deporte que requiere máxima concentración?

 

Seguir leyendo...