Agricultura en campaña electoral

Por primera vez en nuestra historia, nos hemos adelantado a los partidos políticos y hemos presentado nuestras propuestas para el campo. Por este orden: PSOE, Podemos, Vox y PP. Sus representantes han venido hasta la sede de nuestra organización agraria, nos han escuchado y han recibido nuestro documento. Y, aunque al cierre de esta revista todavía no había ocurrido, esperamos también que Ciudadanos se una a la lista.

 

Somos una organización profesional que representa la voz de miles de agricultores y ganaderos en la región. Mantenemos nuestra independencia política por encima de todo. Y, gane quien gane las próximas elecciones autonómicas, nuestro cometido será trabajar y negociar con el que gobierne. Así que, si nos adelantábamos esta vez, quizá los partidos políticos podían tomar nota de nuestras propuestas e incluirlas en sus programas electorales. Al fin y al cabo, son los intereses de un sector estratégico en la región. La idea es que nuestros afiliados conozcan el grado de compromiso de lo partidos políticos.

 

Para ello, les hemos pedido que nos comuniquen cuántas de esas medidas están dispuestos a llevar a efecto. Así, dos días antes del comienzo de la campaña electoral, el 8 de mayo ( la jornada de votación, el 26 de mayo), durante nuestra Asamblea General, haremos públicas las respuestas (o ausencia de las mismas). Para cuando se constituyan las Cortes de Castilla-La Mancha resultantes de la elección, el 19 de junio de 2019, queremos que quien gobierne, lleve ya incorporado en su agenda la puesta en marcha de todos los compromisos. Cuantos más mejor, claro.

 

Pero ahí no acabará nuestro trabajo, porque, desde ese instante, desde ASAJA de Castilla-La Mancha estaremos vigilantes y haremos un exhaustivo seguimiento. No vamos a permitir que, una vez más, los programas electorales terminen en saco roto. Al menos, en las partes que atañen a la agricultura y a la ganadería. Las propuestas que hemos presentado no son nuevas. Llevamos meses demandándolas y haciéndolas públicas ante la prensa. Algunas de las reivindicaciones son incluso históricas, como las que atañen al agua.

 

Pero no queremos caer en el mismo error que los partidos políticos, que, en estos días, se convierten en protagonistas de las noticias por sus nombres, cargos o candidaturas, no por sus propuestas. De hecho, poco conocemos todavía de ellas. Así que haremos un breve resumen de lo que pedimos para el campo y que, de manera técnica y concreta, está desarrollado en el documento que les hemos entregado. En nueve bloques, los servicios técnicos de la organización agraria han plasmado las soluciones a muchos de los problemas con los que se encuentra el sector.

 

Los bloques: Política Agraria Comunitaria (PAC), posición del agricultor y del ganadero en la cadena agroalimentaria, sector vitivinícola, agua, despoblación, medio ambiente, desarrollo rural, interlocución y representación y, por último, gestión de las ayudas. PAC. Es muy difícil hablar de cómo será la política agraria si todavía hay muchos asuntos pendientes, como el Brexit, la aprobación del presupuesto o el periodo transitorio. El principal objetivo es el mantenimiento de los presupuestos para los pagos directos y las ayudas acopladas.

 

CADENA ALIMENTARIA. El equilibrio pasa por mejorar la posición del agricultor y del ganadero y terminar con las situaciones de dominio de la industria, para lo que se requiere más transparencia, más información, más control y más sanción, así como poner en marcha medidas específicas como la Guía Conduce o el endurecimiento de la propia Ley de la Cadena Agroalimentaria.

 

VINO. Además de terminar con los fraudes y las malas prácticas, se debe aprobar una Ley de la Viña y el Vino que recoja el control de las certificadoras y el destino de los excedentes de uva.

 

AGUA. El principal problema es la falta de infraestructuras y de superficie de regadío, para lo que se necesita un presupuesto suficiente y una normativa que obligue a su ejecución; no más promesas como en los últimos veinte años. La falta de agua es uno de los principales motivos por los que se despuebla el medio rural, de ahí la importancia de llevar agua de donde hay a donde no hay. No obstante, también tenemos una serie de medidas específicas para evitar el despoblamiento, como las que se refieren al apoyo de los jóvenes y las mujeres.

 

MANO DE OBRA. Tampoco nos olvidamos de los problemas de mano de obra para las campañas agrícolas, más teniendo en cuenta que hay muchas personas inscritas en las listas de demandantes de empleo. Pedimos a los partidos que lleven en sus programas electorales medidas para que -sin prescindir de ellos- los subsidios y los talleres de empleo no supongan un impedimento para poder trabajar en las grandes campañas de la región.

 

MEDIO AMBIENTE. recordamos que los agricultores son los principales interesados en el mantenimiento del medio, así que, en todos nuestros planteamientos, esa es la premisa principal, defender el trabajo y la actividad agraria y ganadera.

 

DESARROLLO RURAL. Las ayudas deben estar focalizadas en cinco grandes líneas para que no se diluya el presupuesto, tales como Incorporación de jóvenes y mejora de las explotaciones, medidas agroambientales, inversión en industrias agroalimentarias, implantación y modernización de regadíos y ayudas a zonas con riesgo de despoblación.

 

Seguir leyendo… »
José María Fresneda

José María Fresneda

Secretario general ASAJA Castilla-La Mancha
José María Fresneda

Últimas publicaciones de José María Fresneda (Ver todas)