Acuerdo para mejorar la seguridad nuclear en Castilla-La Mancha

El Consejo de Seguridad Nuclear y el Gobierno de Castilla-La Mancha firman un importante convenio.

 

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y el Gobierno de Castilla-La Mancha han suscrito un convenio para coordinar y mejorar la planificación, preparación y respuesta ante situaciones de emergencia radiológica que pudieran afectar a los habitantes y al territorio de Castilla-La Mancha, al objeto de fomentar el intercambio de información, experiencia y conocimientos y de aprovechar mutuamente los recursos de ambas instituciones.

 

En Castilla-La Mancha se mantiene en activo la central nuclear de Trillo (Guadalajara), mientras que la central José Cabrera de Almonacid de Zorita cesó en 2006 y está en desmantelamiento.

 

Según la información facilitada por la consejería de Hacienda, «ambas partes cooperarán en la elaboración, implantación y mantenimiento de la efectividad de los planes de emergencia radiológica de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, de tal forma que el CSN asesorará a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas en materia de seguridad y protección radiológica».

 

 

El convenio, que ha entrado recientemente en vigor con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que tendrá una vigencia de cuatro años, ha sido suscrito por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, y el presidente del Consejo de Seguridad Nacional, Josep María Serena i Sender.

 

El marco de este acuerdo incluye también la coordinación de las organizaciones de gestión de emergencia en caso de que se produzca un accidente radiológico que requiera la activación de los planes de emergencia castellano-manchegos; la actuación conjunta en estudios, ejercicios y simulacros encaminados a mejorar los planes de emergencia de la Junta de Comunidades para hacer frente al riesgo radiológico y la coordinación en la adquisición de materiales y equipos que puedan ser utilizados en situaciones de crisis en este ámbito.

 

El intercambio de información relativa a instalaciones, actividades y situaciones de riesgo radiológico y el desarrollo de actividades de información para que la población de Castilla-La Mancha conozca la naturaleza y características específicas de los riesgos radiológicos y las pautas de actuación en caso de que ocurra un accidente radiológico son otros de los aspectos en los que ambas partes han acordado colaborar.

 

Asimismo, según recoge este convenio, el CSN colaborará con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la formación técnica genérica o específica del personal interviniente en este tipo de emergencias, a través de acuerdos o protocolos con la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha.

O

tra de las materias que quedan recogidas en este convenio es la comunicación entre ambas partes en caso de que se produzca un incidente radiológico o nuclear en Castilla-La Mancha que exija la intervención de servicios externos de atención sanitaria, seguridad ciudadana, protección civil, intervención radiológica o extinción de incendios y salvamento. Esta comunicación se producirá entre el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 o el Centro de Coordinación de Operaciones (CECOP) que se constituyera y la Sala de Emergencias (SALEM) del CSN.

 

Funciones de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas en caso de emergencia radiológica

El convenio establece cuáles serán las funciones de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas en el caso de producirse una emergencia radiológica de su competencia. Así, se determina que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha será la encargada de activar el correspondiente plan de emergencia de protección civil, en el nivel de respuesta que considere adecuado en función de la gravedad del suceso, y de coordinar las actuaciones necesarias.

 

De forma inmediata, deberá informar al CSN y enviar al lugar del accidente las unidades de intervención necesarias para hacer frente a la situación de riesgo generada. Además, siguiendo las recomendaciones del CSN, la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas dará instrucciones a las unidades de intervención sobre las actuaciones que deben llevar a cabo en el lugar del accidente y pondrá en práctica las medidas de protección a la población.

 

Finalmente, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha deberá mantener contacto permanente con el CSN mientras dure la emergencia, intercambiando toda la información que sea necesaria para coordinar las actuaciones.

 

Funciones del CSN en caso de emergencia radiológica competencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

Igualmente, el documento firmado entre el Gobierno regional y el Centro de Seguridad Nuclear fija las funciones de éste en el mismo caso, es decir, si se produce una emergencia radiológica competencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 

Así, el CSN activará su Plan de Actuación ante Emergencias y actuará de acuerdo con sus previsiones en función de la gravedad del suceso, poniendo los recursos y sistemas de su organización y de la SALEM a disposición de la respuesta a la emergencia. También deberá mantenerse en contacto permanente con la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas mientras dure la emergencia para coordinar las actuaciones y asesorar al director del plan de protección civil de ámbito autonómico activado sobre las medidas de protección radiológica que sería preciso adoptar. Si fuera necesario por la gravedad o complejidad de la situación, el CSN debería enviar al lugar del accidente a su Unidad de Intervención Radiológica.

 

A nivel de información, el CSN se compromete a comunicar de forma inmediata a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través del teléfono 1-1-2, cualquier accidente del que tenga conocimiento y que suponga un riesgo radiológico para Castilla-La Mancha. También informará a las autoridades nacionales, autonómicas o locales y a la población, junto al gabinete de comunicación del plan de ámbito autonómico activado, de la naturaleza, alcance y gravedad del accidente desde el punto de vista técnico radiológico.

 

En último lugar, el convenio establece que el CSN sería el encargado de informar a la comunidad internacional en función de los compromisos adquiridos por España y de colaborar con las autoridades nacionales de Protección Civil en la definición y solicitud de los apoyos internacionales que se consideren necesarios para hacer frente a la situación radiológica generada por el accidente.

 

Seguir leyendo… »