A todo gas

El 80% del transporte municipal de Toledo se mueve con gas natural, una energía limpia pero aún muy desconocida en su aplicación a los vehículos, públicos y privados. Limpia y económica, ya que -según la empresa Nedgia Castilla-La Mancha- los vehículos de gas natural consumen un 50% menos que los motores gasolina y un 30% menos que los diésel.

El 80% del transporte municipal de Toledo se mueve con gas natural, una energía limpia pero aún muy desconocida en su aplicación a los vehículos, públicos y privados. Limpia y económica, ya que -según la empresa Nedgia Castilla-La Mancha- los vehículos de gas natural consumen un 50% menos que los motores gasolina y un 30% menos que los diésel.

 

Gasinera de repostaje de gas natural.

 

Aún son pocos los vehículos particulares que utilizan gas natural vehicular -2.300 se matricularon en 2017 en todo el país-, pero lo significativo es el incremento que empiezan a experimentar, del 112% el pasado año. La gran ventaja del uso de gas natural como combustible en la automoción es su beneficio medioambiental, ya que este tipo de energía elimina casi el 100% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) y el 96% de las partículas volátiles PM en relación a los vehículos convencionales que usan combustibles fósiles.

 

 

Sin embargo, los consumidores aún desconfían del precio y de la autonomía que puedan ofrecer. La empresa Nedgia Castilla-La Mancha, del grupo Gas Natural Fenosa, sostiene que “los vehículos que utilizan Gas Natural Vehicular como combustible son una realidad de presente en el mercado automovilístico. Son una alternativa sostenible, eficiente y económica frente a los combustibles fósiles, que poco a poco se van abriendo hueco en las carreteras españolas. Más allá de los notable beneficios medioambientales del uso del Gas Natural Vehicular, su empleo supone también un ahorro económico para sus usuarios y en ciertos modelos de automóviles pueden recorrerse 600 kilómetros con un coste total de 20 euros”.

 

La ciudad de Toledo está siendo pionera en apostar por esta energía limpia y el 80% de su transporte público municipal se mueve con gas natural. También Guadalajara y Albacete han incorporado el gas natural a los autobuses urbanos y a los camiones de recogida de residuos. Ciudad Real y Cuenca lo tienen en proyecto.

 

Además, y según la información facilitada por Nedgia CLM, “unas 30 empresas privadas de transporte de la comunidad autónoma han mostrado interés por el uso de gas natural para sus flotas de vehículos”. En España se puede repostar gas natural en las 57 estaciones conocidas como ‘Gasineras’.

 

Seguir leyendo… »