Silencio para condenar el segundo crimen machista del mes en CLM

13 de agosto de 2020.-

 

 

Minuto de silencio hoy en Valdepeñas para condenar otro crimen de violencia de género en  Castilla La Mancha, el ocurrido el pasado  viernes 7 de agosto que costó la vida a la cuidadora de un anciano. La consejera de Igualdad, Blanca Fernández, ha recordado hoy que cualquier agresión que sufra una mujer por parte de un hombre debe considerarse una agresión machista, tal y como recoge la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha, adaptada a la legislación internacional. Con independencia de que entre ambos hubiera o no relación sentimental.

 

La consejera ha recordado que el Gobierno de España tiene una tarea pendiente que es adecuar la Ley Integral contra la Violencia de Género al Convenio de Estambul y a las distintas resoluciones de Naciones Unidas para que toda violencia que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo se contemple en la ley estatal. “Se trata de que las diversas manifestaciones y caras que tiene la violencia de género puedan ser recogidas en la ley, porque si no, lo que no se ve no existe, y lo que creemos que no existe o pensamos que no existe es difícil de prevenir, de erradicar, o de proteger a las víctimas”.

 

Juliana, de 60 años, fue asesinada a tiros el pasado viernes 7 de agosto por el anciano de 84 años al que estaba cuidando. El hombre se quitó la vida a continuación.  Ocurrió todo en la vivienda del agresor, en Valdepeñas. La mujer no había presentado nunca ninguna denuncia contra el hombre que terminó arrebatándole la vida.

 

Con su muerte ya son seis las mujeres que han fallecido por violencia machista en lo que va de año en Castilla La Mancha, la penúltima unos días antes en Albacete. Fue una mujer de 83 años asesinada por su marido, que le asestó un fuerte golpe en la cabeza

 

La consejera de Igualdad ha vuelto a reiterar la necesidad de que la sociedad en su conjunto luche contra este tipo de violencia y denuncie ante cualquier indicio o sospecha de la misma. En España, desde que se aprobó la Ley Integral contra la Violencia de Género los asesinatos machistas se han reducido más de un 20%, “lo que indica que estamos en el buen camino”, pero también que se trata de un problema estructural y social profundo que necesita aún mucho trabajo y tiempo para erradicarlo.

 

La violencia de género, insistía la consejera en Valdepeñas hoy,  se sustenta en la desigualdad entre mujeres y hombres. Por eso, el principal objetivo debe ser alcanzar la igualdad real y efectiva para lo cual es determinante la educación. “Mientras se produce ese salto generacional y ese cambio de mentalidad, las administraciones estamos obligadas a no escatimar recursos para proteger a las víctimas que necesitan que la sociedad les deje claro de qué lado están. Y el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene claro que está del lado de las mujeres que sufren violencia de género y de la sociedad que, de manera mayoritaria hace lo posible por erradicarla”.