Cómo aprovechar hasta el último rincón del colegio para que todos puedan volver a clase

Toledo, 25 de junio de 2020.

 

 

Sacar el máximo partido a todos los espacios de los colegios e institutos  es la base del plan de inicio del próximo curso escolar que los 1.692 centros de Castilla La Mancha deben elaborar, siguiendo unas instrucciones que la Consejería de Educación acaba de remitirles. El objetivo es que se puedan retomar las clases presenciales al máximo posible, garantizando la seguridad tanto del alumnado como de todo el personal docente y no docente frente al covid-19.

 

Ese plan debe concretar las posibilidades organizativas que faciliten la circulación dentro del centro y que establezcan y prioricen las entradas y salidas de forma escalonada para evitar la concurrencia del alumnado. Además, les ha solicitado que, en función de las dimensiones del aula, se asignen los grupos que van a estar dentro de las mismas, así como la búsqueda de espacios que no eran de uso puramente educativo a fin de utilizarlos con este objetivo y garantizar, ante todo, la máxima presencialidad.

 

Para que los centros puedan poner en marcha estas medidas, en el documento que se les ha enviado se recogen una serie de recomendaciones y normas más concretas, como que durante el ejercicio de la docencia se tendrá que mantener una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. Además, se explica que, si fuera preciso priorizar la asistencia de parte del alumnado por la evolución de la pandemia, se mantendrá la presencialidad en los niveles y etapas inferiores hasta los 14 años.

 

También se recogen aspectos como la reducción al mínimo de los desplazamientos de grupos por el centro, así como procurar la entrada y salida escalonada del alumnado, priorizar la utilización de los espacios al aire libre para la realización de las actividades educativas y de ocio, estudiar las posibilidades completarías cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad, fomentar el transporte activo (andando y en bicicleta) o evitar al máximo las reuniones físicas o los eventos deportivos y culturales.

 

El próximo curso escolar será obligatorio en clase, en la biblioteca, el gimnasio… y en el transporte escolar el uso de la mascarilla a partir de los seis años, siempre y cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad. Y se sugiere la creación de una sala donde poder aislar aquellos casos que presenten síntomas compatibles con la pandemia mientras el alumno sale del centro.

 

Además, cada centro deber preparar un protocolo de limpieza y desinfección acorde a sus características y debería tener un  responsable de referencia para los aspectos relacionados con el covid, así como con un equipo de apoyo que vele por el cumplimiento de estas normas.

 

CSIF PIDE 10.000 PROFESORES MÁS

 

El sindicato de funcionarios considera que la contratación de 10.000 docentes más en Castilla La Mancha «es el paso fundamental» para poder empezar a hablar de cómo retomar las clases el próximo mes de septiembre. «En una comunidad autónoma que cuenta con más de 342.000 alumnos y casi 29.000 docentes se deben contratar 4.200 maestros más en Infantil y Primaria y 5.800 profesores en Enseñanzas Medias«, señala el sindicato en un comunicado.

 

El presidente del Sector de Educación de CSIF Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz, señala que “el Gobierno regional tiene ante sí una oportunidad única, debe ser ambicioso porque con este aumento de plantilla no sólo se incide en la seguridad sino en la mejora de calidad de nuestra educación pública”.

 

El presidente del Sector de Educación de CSIF Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz, señala que “el Gobierno regional tiene ante sí una oportunidad única, debe ser ambicioso porque con este aumento de plantilla no sólo se incide en la seguridad sino en la mejora de calidad de nuestra educación pública”.