4.255 profesionales sanitarios contratados en Castilla La Mancha

16 de abril de 2020.

 

Un profesional en el servicio de Neumología del Hospital de Guadalajara, donde han creado una Unidad de Cuidados Intermedios Respiratorios

 

Son un 12% más de los que estaban trabajando antes de que comenzará la pandemia, el mayor porcentaje de nuevas contrataciones de todas la comunidades autónomas del país. El 95% son profesionales que proceden de las bolsas de trabajo del Sescam; el otro 5% sanitarios que estaban jubilados o estudiantes en los últimos años de carrera. Del total, 1.605 son enfermeras y 1.360 son auxiliares.

 

Lo ha explicado esta mañana en rueda de prensa el director general de Recursos Humanos de la consejería de Sanidad, Iñigo Cortazar. Durante la comparencia ha negado que los 23 estudiantes del último curso de medicina estén realizando guardias sin supervisión. Es más, ha explicado que ninguno de ellos está realizando labores asistenciales y que su trabajo está consistiendo en manejar los datos epidemiológicos, algunos en hospitales y otros en las delegaciones de Sanidad.

 

La labor del personal residente de todas las especialidades que está afrontando la grave y compleja situación en primera línea va a ser reconocida tanto administrativa como económicamente, ha explicado el director general de Recursos Humanos, con carácter retroactivo desde el 15 de marzo.

 

Una Orden de la Consejería publicada el martes 14 de abril asciende una categoría a todos ellos, que mantendrán mientras dure la crisis sanitaria. Así, por ejemplo, un médico residente de último año cobrará y será considerado de cara a las oposiciones como un especialista de primer año.

 

Además, este periodo trabajado (desde el 1 de marzo) puntuará como doble en los procesos selectivos y supondrá una prioridad en las contrataciones de sustitución del personal sanitario este verano. El director general ha agradecido y destacar «la profesionalidad, compromiso y dedicación demostrada por el conjunto de profesionales del sistema sanitario público regional desde el comienzo del estado de alarma por el coronavirus».

 

Iñigo Cortazar ha explicado también que hoy mismo se aprobará un protocolo específico para trabajadores sanitarios pertenecientes a colectivos vulnerables por edad o por otra circunstancia (embarazadas…). Desde el 28 de marzo los sanitarios que presentan algún síntoma, por leve que sea, son aislados durante al menos dos semanas, hasta que un test no confirma que están libres del virus.

 

Al colectivo se le han realizado 7.000 pruebas diagnósticas. 2.300 profesionales sanitarios contagiados ya están curados y han podido reincorporarse a sus puestos de trabajo, 840 de ellos se han incorporado en la última semana.

 

Para el colectivo sanitario, tanto para los profesionales que están prestando servicio en otra ciudad que no es la de su residencia habitual como aquellos que han decidido no volver a casa para proteger mejor a su entorno, el Gobierno regional ha habilitado una red de residencias y hoteles donde también se les ofrece la manutención. 715 profesionales los están usando a día de hoy.  También para aquellos que sufren ansiedad y estrés se han habilitado líneas telefónicas de ayuda y herramientas ofrecidas por la Coordinación Regional de Salud Mental con el objeto de ofrecer a los profesionales herramientas adicionales para la intervención en esta pandemia.