Buena música para la desescalada

Mariano Pareja nos recomienda todos los meses en la REVISTA AQUÍ las novedades musicales más sobresalientes del panorama musical internacional. Y estas son sus nuevas propuestas.

 

A Girl Called Eddy

 

“Been Around”

 

 

Es el disco que estábamos esperando. Dieciséis años después de su celebrado debut homónimo -tiempo que ha empleado en colaborar con otros artistas, además de publicar el pasado año el debut de The Last Detail, un nuevo proyecto que ha formado junto a FUGU (Mehdi Zannad)- A Girl Called Eddy (nombre artístico de Erin Moran) finalmente regresa con su segundo álbum, el flamante “Been Around”.

 

Tan hermoso como su predecesor, el disco es puro deleite pop, nos descubre a una artista realmente fascinante que no ha perdido un ápice del talento que atesoraba ni su habilidad para manejarse con elegante placidez entre canciones que acaban vistiéndose de exquisitas melodías y sofisticados arreglos.

 

Erin Moran firma un sólido repertorio de baladas sutiles con encanto atemporal y medios tiempos radiantes que desprenden reconfortante calidez, doce joyas soft-pop con sensibilidad soul que ya suenan como clásicos. “Been Around” es un trabajo de otro tiempo, para los amantes de melodías clásicas que ciertamente hará las delicias de los fans de Carole King, Laura Nyro o Carpenters, y al que es imposible no cogerle cariño, cada escucha continúa produciendo enormes recompensas. Definitivamente, la espera valió la pena. Se le echaba de menos.

 

Bill Withers

 

In Memoriam (1938-2020)

 

 

Bill Withers (Slab Fork, West Virginia, 1938) fue un músico fascinante, con un talento increíble y dueño de una de las voces más conmovedoras del soul, toda una leyenda con una carrera musical corta pero vibrante. Entró por la puerta grande del soul con su aclamado debut “Just As I Am” (1971), Withers desnuda su alma en un repertorio que tiene sus cotas de máxima emoción en la sublime y eterna «Ain’t No Sunshine», uno de sus temas más icónicos, y en esa pequeña pero emotiva joya titulada “Grandma’s Hands”.

 

Un año más tarde repetía la apuesta y publicaba su segundo trabajo, una obra maestra incontestable, todo un clásico repleto de canciones colosales, el sorprendente “Still Bill” (1972) esconde piezas imprescindibles del soul, algunas realmente grandiosas como «Lean On Me» y «Use Me». Le siguió un poderoso documento capturado en vivo en su mejor momento, “Live At Carnegie Hall” (1973) pertenece al panteón de grandes álbumes en vivo, es otro de sus tesoros más preciados.

 

Con el confesional y notable “+’Justments” (1974), termina su relación con Sussex Records y firma con Columbia Records, sello con el que dejó de tener control total sobre su música y para el que grabó trabajos menores a excepción de “Menagerie” (1977) otro de sus álbumes esenciales que incluye una de las piezas más preciadas de Withers, la alegre e inmortal «Lovely Day». En 1980 compuso el que sería su último gran éxito, «Just The Two Of Us» es un tema absolutamente ganador grabado junto a Grover Washington, Jr. incluido en el álbum del saxofonista “Winelight” (1980).

 

Después de publicar «Watching You Watching Me» (1985), frustrado con el negocio de la música, dejó de grabar y actuar, puso fin a su carrera y desapareció sin hacer mucho ruido, nunca miró hacia atrás, el documental “Still Bill” (2009) sobre su figura descubría las razones para abandonar la industria musical y dibujaba su perfil como músico y ser humano. Ganador de tres Grammys, también fue incluido en el Rock & Roll Hall Of Fame, su obra sigue resistiendo el paso del tiempo sonando fresca e innovadora, Withers escribió algunas de las canciones más versionadas y memorables de la historia de la música, muchas se han convertido en banda sonora de innumerables películas.

 

El día 30 de marzo falleció en Los Angeles (California) como consecuencia de complicaciones cardíacas, fue un músico honesto e influyente cuya vibrante fusión de soul, r&b, folk, gospel y sabores funk nos ha cautivado durante décadas. Nos deja un legado impresionante, su voz y sus canciones seguirán acompañándonos. Muy pocos suenan como Bill Withers.

 

Jonathan Wilson

 

«Dixie Blur»

 

 

Es tan conocido por sus trabajos como reputado productor (Father John Misty, Dawes, Conor Oberst) como por su propio proyecto musical, cada vez más consolidado gracias a trabajos tan recomendables como “Gentle Spirit” (2011), “Fanfare” (2013) y “Rare Birds” (2018), a los que se une su nuevo y magnífico «Dixie Blur». Jonathan Wilson es un tipo con mucho talento y atesora una desbordante capacidad creativa, nunca se acomoda y ahora se deja tentar por la música tradicional, en «Dixie Blur» suena fresco, renovado y se sumerge en busca de sus raíces sureñas.

 

Grabado en Nashville junto a veteranos y excepcionales músicos de sesión, para este disco ha confiado en Pat Sansone (Wilco) como co-productor y supone un inesperado cambio en el sonido de Jonathan Wilson, deja de lado sintetizadores y cajas de ritmo para facturar un disco en el que predominan esos sonidos acústicos y atmosféricos, de formas más o menos clásicas, que abrazan country, rock, folk, bluegras y el espíritu más lisérgico de Laurel Canyon de la escena californiana de los sesenta. «Dixie Blur» es su álbum más personal, uno de los más inspirados y asequibles de su carrera, lo mejor cabe buscarlo en temas como “69 Corvette”, “Oh Girl”, “Fun For The Masses”, “So Alive” y “Korean Tea”, cinco nuevas piezas esenciales de su repertorio. «Dixie Blur» vale su peso en oro.

 

NO TE PIERDAS…

 

Moses Sumney – Grae

 

M.Ward – Migration Stories

 

Lucinda Williams – Good Souls Better Angels

 

Laura Marling – Song For Our Daughter