Diez minutos ahora para estar en forma después

Asier Mañas, el Mejor Joven Investigador Europeo en ciencias del Deporte.

Asier Mañas, el Mejor Joven Investigador Europeo en Ciencias del Deporte.

 

Diez minutos de actividad por cada hora que pasamos sentados favorecerá a largo plazo que tengamos un envejecimiento más saludable y activo y servirá para reducir el riesgo de que terminemos siendo personas frágiles y dependientes con la edad. Así de simple. Es la principal recomendación que hace Asier Mañas Botes tras investigar la relación entre el nivel de sedentarismo que tenemos la mayor parte de nuestra vida y el grado de dependencia al envejecer.

 

Con este trabajo, presentado este verano en Viena (Austria), se ha ganado el premio al Mejor Joven Investigador Europeo en Ciencias del Deporte. Mañas desarrolla su trabajo en la Universidad de Castilla La Mancha, en la facultad de Toledo. Es el investigador más joven que ha conseguido este premio hasta ahora.

 

Asier Mañas lo explica: “reducir el tiempo de sedentarismo total es muy importante, pero aún lo es más el patrón con el que lo hagamos: cuantas más veces se rompa el sedentarismo y cuanta más duración tenga esa ruptura, mejor pronóstico tienen las personas al envejecer. Una persona que permanece inactiva ocho horas seguidas tiene peor pronóstico que alguien que está inactivo doce sumando periodos más breves”, asegura él. Eso, además de los 150 minutos de ejercicio a la semana (al menos) que recomienda la Organización Mundial de la Salud para mantenerse en forma.

 

La investigación se ha realizado con un grupo de 234 hombres y 285 mujeres de entre 67 y 95 años procedentes de un estudio previo sobre envejecimiento saludable, evaluando durante dos años parámetros relacionados con la actividad física y la fragilidad a través de un método estadístico que hasta la fecha no se había utilizado con este tipo de variables.

 

El trabajo de Asier Mañas forma parte de un ambicioso proyecto de investigación que se está desarrollando gracias a la intensa colaboración entre el grupo de la Universidad de Castilla La Mancha GENUD Toledo (Grow, Exercice, Nutrition and Development), con los profesores Ignacio Ara y Luis Alegre al frente, y el servicio de geriatría del Hospital público Virgen del Valle de Toledo. En este centro hospitalario se realiza desde hace años el estudio Toledo Envejecimiento Saludable (ETES), bajo la dirección del doctor Francisco José García García.

 

Ambos equipos, que trabajan conjuntamente en el desarrollo de tesis doctorales y otros proyectos de investigación de alcance nacional e internacional, forman parte de la Red de Envejecimiento y Fragilidad (RETICEF), financiada por el Instituto de Salud Carlos III.