12 propuestas para 12 meses

EN ENERO, PASTRANA Y ATIENZA.

 

Los dos pueblos de Guadalajara se incorporaron en diciembre a la Red de pueblos más bonitos de España. El primero, en el corazón de la Alcarria, conserva un destacado patrimonio artístico: el imponente Palacio Ducal donde la Princesa de Éboli estuvo recluida durante años por orden de Felipe II, la Colegiata del siglo XIV donde está enterrada y donde se exhibe una valiosa colección de tapices flamencos del siglo XV, el convento que fundó Santa Teresa… y un entramado de calles que parten de la plaza de la Hora repleto de casonas y palacios renacentistas.

 

Atienza es un encantador pueblo de la Sierra Norte de Guadalajara. El castillo domina desde lo alto esta pequeña villa medieval que tiene en la plaza del Trigo y en la plaza del Ayuntamiento, ambas porticadas y separadas por el arco de Arrebatacapas, su centro neurálgico. Allí está la iglesia renacentista de San Juan del Mercado y desde allí parten estrechas y recónditas calles con casonas medievales, iglesias y ermitas. Cada Domingo de Pentecostés (este año el 31 de mayo) se celebra la Caballada de Atienza, una fiesta de interés turístico nacional que recrea un hecho histórico acaecido en el año 1162.

 

En esta Red de los pueblos más bonitos de España están también incluidos otros dos pueblos de Guadalajara: Valverde de los Arroyos e Hita que este año celebra la 60 edición de su festival medieval en julio), además de Almagro y Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) y Alcalá de Júcar (Albacete).

 

La Red de Senderos de Toledo, todos homologados por la FDMCM, señalizados y con paneles explicativos, ofrece 21 propuestas por toda la provincia.

 

EN FEBRERO, POR LOS HUMEDALES DE LA MANCHA. El 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales y que mejor este mes que adentrarnos en este ecosistema formado por 27 lagunas con especies de flora y fauna únicas en Europa. Con 418.087 hectáreas, fue el primer espacio natural declarado Reserva de la Biosfera en Castilla La Mancha.

 

Es todo un espectáculo contemplar las colonias permanentes de flamencos en algunas de ellas, las miles de grullas que sobrevuelan y descansan allí al atardecer o ya en los meses de más calor contemplar especies vulnerables como la malvasía cabeciblanca, la canastera o la pagaza piconegra que eligen estas depresiones poco profundas para reproducirse. Es también un paraíso para los insectos.

 

 

El Gobierno regional y la Fundación Global Nature desarrollaron entre 2010 y 2016 un ambicioso proyecto para recuperar y proteger estos humedales salobres que se encuentran entre las provincias de Toledo (Villacañas, Lillo, Quero y Villafranca), Cuenca (Mota del Cuervo, Las Mesas y Las Pedroñeras) y Ciudad Real (Alcázar, Campo de Criptana y Pedro Muñoz).

 

Con señalización, observatorios, pasarelas y paneles informativos podemos recorrerlas siguiendo los 150 kms, en 5 etapas y 6 ramales, que se proponen en el Camino de los Humedales de La Mancha, incluido en la Red nacional de Caminos Naturales.

 

 

EN MARZO, LA MAYOR CONSTRUCCIÓN IBÉRA CONOCIDA. Es una edificación completa y muy bien conservada levantada hace 2.500 años, con tres estancias rectangulares (una de ellas dividida en dos) de tres metros de altura (algo muy inusual de encontrar). Por las hornacinas y los restos de cerámicas y otros objetos hallados, es muy posible que se tratara de una especie de almacén y un lugar de culto y sacrificio, aunque aún se investiga. El equipo de arqueólogos dirigido por Miguel Ángel Valero, profesor de Historia Antigua de la UCLM, la documentó el verano pasado en Garcinarro (Cuenca).

 

Este año el Gobierno de Castilla La Mancha, que va a financiar la construcción de un centro de interpretación y la recreación de una aldea de la Edad del Bronce, presenta el yacimiento en Fitur. Ya se puede conocer en visitas guiadas que hay que reservar en los tfns: 608 64 67 27 ó en 625 83 04 09. La asociación La Cava está organizando allí una fiesta celta a primeros de mayo, un concierto folk en junio y recorridos teatralizados para las noches de julio y agosto.

 

EN ABRIL, LAS TAMBORRADAS DE ALBACETE. El 9 y el 10 de abril será este año Jueves y Viernes Santo y entre las curiosas celebraciones de Semana Santa que se desarrollan en Castilla La Mancha hay una estruendosa que resulta conmovedora: las tamborradas de Hellín, Tobarra y la pedanía de Agramón, con miles de tambores rompiendo un silencio sepulcral. En noviembre de 2018 la UNESCO las declaró Patrimonio de la Humanidad, junto a otras 19 tamborradas de Pascua de Aragón, Valencia, Murcia y Andalucía.

 

En Castilla La Mancha la más larga se desarrolla en Tobarra: 104 horas ininterrumpidas entre las 4 de la tarde del Miércoles Santo a las 12 de la noche del Domingo de Resurrección, con entre 7.000 y 8.000 tamborileros que intentan descansar lo menos posible. En Hellín hay cuatro tamborradas; la más emocionante la del Domingo de Resurrección (este año el 12 de abril, hacia las 11h), cuando 20.000 tamborileros rompen un silencio momentáneo tocando a la vez como júbilo por la Resurrección.

 

Y en Agramón, una pedanía de este último municipio en el que es costumbre que todos los agramoneros (los que viven allí y los que residen fuera, que siempre vuelven en Semana Santa) toquen juntos el tambor: desde ancianos a bebes en las cuatro tamborradas que organizan.

 

EN MAYO, RUTA POR 10 SILOS CONVERTIDOS EN GIGANTESCOS LIENZOS. La Diputación de Ciudad Real promovió en 2019 esta singular iniciativa que ha combinado la recuperación de patrimonio, la promoción del arte urbano y del turismo y la inclusión social de personas con capacidades diferentes.

 

Seguir leyendo...