AUTOR: Federico Gallego Ripoll

ILUSTRACIÓN: Federico Gallego Ripoll para la revista Alga.

 

 

Ya hemos hecho referencia, en entregas anteriores de AQUÍ, a que la poesía en Castilla-La Mancha goza de muy buena salud. Buenos poetas, buenas publicaciones e importantes premios de ámbito nacional para algunos de sus cultivadores. Ahora ha sido el manchego de Ciudad Real Federico Gallego Ripoll quien acaba de obtener el ‘Juana Castro’ que se otorga en Córdoba.

 

En el acta de concesión, el jurado ha destacado “la intensidad y la coherencia del libro basada en la fuerza de las imágenes” que se proyectan en las distintas composiciones. Además, el autor consigue, a juicio del jurado, “un ágil manejo del verso, la musicalidad y la construcción de los poemas”, todo ello con un “cierre rotundo” de cada obra.

 

Gallego Ripoll es natural de Manzanares (1953) y antes había ya conseguido un accésit del Premio Adonáis en 1985, el premio Castilla-La Mancha -que daba la Junta, en 1986-; el Barcarola, el de la Feria del Libro de Madrid, los de Jaén, san Juan de la Cruz, Ciudad de Irún, Emilio Alarcos, Ciudad de Badajoz, y el Villa del Libro-Urueña.

 

Premios aparte (no es lo más importante para un poeta) Gallego Ripoll cursó estudios de Turismo en Madrid y de Teología en Barcelona. Desde 1995 reside en Palma de Mallorca, pero no pierde el contacto con su Mancha natal. Y si bien no es un poeta de grupo, de círculo, sí mantiene el contacto con sus colegas coterráneos.

 

Seguir leyendo...