BLANCA FERNÁNDEZ, CONSEJERA DE IGUALDAD Y PORTAVOZ

Blanca Fernández, consejera de Igualdad y Portavoz

 

Nacida en Ciudad Real (1972) fue una de las sorpresas del gobierno de García Page salido de la mayoría absoluta de las elecciones de mayo de este año, no en vano dos meses antes había sido elegida diputada al congreso por Ciudad Real encabezando la candidatura socialista. Parlamentaria regional en las dos anteriores legislaturas, en la última fue portavoz del grupo del PSOE en las Cortes y hay quienes aseguran que sus intervenciones aceleraron la marcha de Cospedal a Madrid. La ex presidenta no aguantaba ni el tono irónico que con ella empleaba ni sus críticas.

Antes que parlamentaria fue alcaldesa en Porzuna desde 2001 a 2007. Diplomada en Trabajo Social por la universidad de Castilla-La Mancha fue responsable del CITE (centro de información a trabajadores/as emigrantes) de la Unión Provincial de CC.OO en Ciudad Real durante tres años, 1996-1999. Donde fue responsable tanto de dicha oficina así como de la planificación, elaboración y ejecución de proyectos de integración social e igualdad. Y más adelante profesora de Programas de garantía social. En la actualidad es consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno regional.

 

AQUÍ: En las pasadas elecciones usted salió elegida diputada al encabezar la candidatura del PSOE por Ciudad Real. Lo dejó al ser nombrada Portavoz y consejera de Igualdad del gobierno de García Page. ¿Ha tenido mono en esta ocasión de la campaña electoral?

BLANCA FERNÁNDEZ: Ser diputada en el Congreso es un honor, evidentemente, pero cuando me llamó el presidente y me propuso esta consejería que para mi es maravillosa no lo dudé ni un segundo y no me arrepiento de la decisión. En los dos meses que estuve en el Congreso lo que echaba mucho de menos era la política regional. Yo fui a Madrid con la intención de defender las necesidades de la tierra. Nunca pensé separarme de lo que es la política regional y provincial.

 

AQUÍ: Leía hace poco en el perfil de Faceboock de una mujer que ideológicamente se definía de la siguiente manera “en mi casa mando yo, cuando no está mi marido”. La página estaba llena de imágenes de santos, procesiones y cosas así. ¿La religión es un obstáculo para la liberación de la mujer?

B.F.: No debe serlo, creo que es perfectamente compatible. Profesar una religión, ya sea la católica o cualquier otra, no debe ser un obstáculo para la igualdad real entre hombres y mujeres, quizá en algún momento de la historia si lo fue, pero ahora no. La iglesia en ese sentido, al menos su máximo dirigente que es el Papa, defiende la igualdad.

 

AQUÍ: ¿La sociedad vive como un problema suyo la violencia machista o lo considera solo de las víctimas con las que algunas veces nos solidarizamos?

En general pensamos que es un problema que nos afecta a todas y a todos. Es verdad que lo pensamos sin dudar cuando lo hacemos en abstracto. La cuestión es como reaccionamos cuando intuimos o presenciamos conductas que pueden ser precursoras a la violencia y ahí creo que falta firmeza. No es lo mismo pensar en abstracto, sin poner caras y nombre a una situación violenta, que presenciar determinadas conductas que pueden ser precursoras de la violencia. Es ahí donde queda mucho trabajo por hacer. Es evidente que la inmensa mayoría de la ciudadanía si ve una agresión física o una agresión sexual reacciona positivamente, porque la justicia y el sentido común se impone inmediatamente; pero tenemos más dificultades a la hora de reconocer eso que llamamos micromachismos por un lado y por otro esas conductas que pueden ser las que acaban desencadenando un problema de violencia,como pueden ser actitudes de control o frases y acoso psicológico. Ahí la sociedad tiene un paso todavía que dar.

 

AQUÍ: Desde que se contabilizan las víctimas, en 2003, 1100 mujeres han sido asesinadas en España, 50 este año, y si nos referimos a niños, desde 2010 que se contabilizan, son 100 los asesinados. ¿Qué estamos haciendo mal en la sociedad para no escandalizarnos como los datos requieren?

B.F.: Nos escandalizamos pero tendemos a olvidarnos. Nos solidarizamos rápidamente con la víctima y más si es un niño o una niña; pero para poder sobrevivir ante la situación nos olvidamos rápidamente. Hemos avanzado mucho y para bien, desde 2003 especialmente. Lo que era normal hace 50 años que era que el hombre tenía derecho a pegar a su mujer para corregirla, se entendía que era de su propiedad, una situación que se justificaba hace una generación o dos generaciones hoy ya no se justifica. La violencia de genero es la punta del icerberg, una punta afilada y dañina, pero un síntoma de la desigualdad que existe. Las mujeres se encuentren en una posición distinta, inferior a los hombres, y por eso no se erradica la violencia. Si viviéramos en situación de igualdad la violencia de género sería simplemente violencia. La violencia de genero es la que subyace aprovechando una superioridad de un estatus económico, físico o incluso psicológico.

 

AQUÍ: La Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE) convoca ruedas de hombres contra las violencia machistas. Así lo hizo el 21 de octubre recordando la primera manifestación exclusivamente de hombres por la igualdad que hubo en Sevilla. En la que hubo en Zocodover eran mayoría las mujeres. ¿Los hombres no terminamos de concienciarnos del problema? ¿Qué puede hacer la administración en ese sentido para concienciar a los hombres?

B.F.: La administración tiene dos vías fundamentalmente, una la educación, desde la escuela, desde la base, y otra las campaña de sensibilización que para mi son muy importantes, aunque sean criticadas, porque no dejan que nos olvidemos del problema. Me parece muy acertado que a través de los fondos del pacto de estado contra la violencia de género hayamos podido alcanzar un acuerdo entre la consejería de Educación y nuestra Consejería para poner en marcha planes de igualdad en los centros escolares públicos. Si a través de esos planes de igualdad empezamos a introducir la presencia de las mujeres en la historia, en el arte, en la ciencia, en la literatura estaremos haciendo un buen trabajo.

 

AQUÍ: Precisamente, coincidiendo con la evidencia de que las mujeres son mayores consumidores de literatura que los hombres, las editoriales empiezan a publicar más a mujeres que a hombres y también empiezan a ser más premiadas. ¿Es consecuencia de una mayor igualdad o es puro mercado?

B.F.: Las dos cosas, si la demanda viene por ahí es que las cosas están cambiando. En cualquier caso es muy positivo. No hace tanto tiempo una mujer para poder escribir tenía que hacerlo bajo seudónimo. J.K Rowling la autora de Harry Potter escribió bajo el seudónimo de un hombre porque entendían que si la autora era mujer posiblemente tendría menos éxito.

 

AQUÍ: Dicen que existe un rebrote de machismo en la juventud, no se si ustedes lo aprecian así. En todo caso, que se hace y que se puede hacer más en el ámbito educacional para que la igualdad sea una cosa asumida y no una lucha contante.

B.F.: No se si lo hay, lo que creo es que la gente de mi generación, la de los cuarenta y tantos, incluso la de los treinta y tantos, que esperábamos que los chicos y chicas que nos suceden ya hubieran dado ese salto cualitativo hacia la igualdad vemos que una parte aún no lo han dado. La reflexión que había que hacer es por qué les cuesta todavía dar ese salto. Creo que en buena medida tiene que ver en cómo se están utilizando las redes sociales, me parece peligrosísimo cómo a través de las redes sociales se está accediendo y consumiendo masivamente pornografía que, en este momento, es de sumisión, y pornografía de sumisión es sinónimo de violación, y como influye que la primera relación de los jóvenes con el sexo venga a través de la pornografía. Creo que todavía no sabemos cuantificar que problema va a ocasionar en el futuro. Es un problema grave que tiene que ver con los aumentos que hay de denuncias de violencia sexual y de violencia sexual en manada.

 

Por otro lado hay movimientos reaccionarios que están empoderando a los agresores, yo lo digo con toda claridad, en este momento Vox cada vez que pone en cuestión la violencia de género, lo que está poniendo en cuestión es a las víctimas, a las mujeres que denuncian y de alguna manera sin pretenderlo están empoderando a los agresores. Cuando un dirigente de Vox se permite afirmar que la única diferencia que hay entre la prostitución y el sexo gratis es que el segundo te puede salir más caro, en referencia al caso de la manada, debería haber dimitido fulminantemente si su partido político no compartiera el fondo de estas palabras, y no dimitió, simplemente le retiraron un poco de los focos mediáticos. Esa afirmación no empodera a las víctimas, les mete miedo. Algunas formaciones políticas debían de ser más prudentes, informarse más cuando hablan y, en cualquier caso, tenemos que hacer un ejercicio de reflexión serio toda la sociedad, pero también las familias, de cómo controlamos el consumo que hacen de determinadas cosas, en este caso de la pornografía, los jóvenes en internet.

 

AQUÍ: Y cuando dicen que la violencia es violencia, que no tiene género. ¿Qué opina?

B.F.: Cuando se pretende confundir la violencia de género con la violencia intrafamiliar, que también existe, se está haciendo trampas. La violencia intrafamiliar existe, se hace sobre los menores, se ejerce contra las personas dependientes, y es una violencia que también se basa en la desigualdad. Pero la violencia que se ejerce contra las mujeres es palmaria, evidente y no solo se ejerce en el seno de la familia, tiene muchas caras. Lo es que un chico que acaba de iniciar una relación con una chica pretenda controlar su móvil y sus correos y si no le deja hacerlo se permite insultarla. Negar la violencia de género es parte del problema.

 

AQUÍ: ¿Existe el hombrismo, se está demonizando al hombre por algunos colectivos?

B.F.: Eso es una excusa para luchar contra el feminismo. Me preocupa mucho cuando una persona, especialmente una mujer, dice “yo no soy ni machista ni feminista, creo en la igualdad”; pues entonces eres feminista. El movimiento feminista lo único que defiende es la igualdad de oportunidades entre las mujeres y los hombres, nada más.

 

AQUÍ: ¿Cuál es la función de una consejería de Igualdad, quizá velar para que las demás consejerías tengan el problema siempre presente o la realización de políticas activas?

B.F.: Tenemos dos vías, una a través del Instituto de la mujer que tiene mucha capacidad de generar convocatorias, ayudas, programas, trabajando de manera muy intensa en diferentes ámbitos, desde el escolar, el municipal, el de las asociaciones, al de ayuda a las víctimas de violencia de género a través de los centros de acogida de la mujer, pasando por programas como el de la asistencia psicológica a las mujeres que son víctimas de violaciones o a las menores y a los menores que son victimas de la violencia de género. Lo que es la atención a las víctimas, por un lado, y la prevención lo está haciendo el Instituto de la mujer; pero por otro lado hace mucho tiempo que decidimos hacer políticas de manera trasversal, si hay que hacer políticas de viviendas para las víctimas de la violencia de género quien tiene que hacerlo es la consejería de Fomento, que es quien tiene las competencias, si son políticas de empleo las hace la consejería de Economía, Empresas y empleo, lógicamente lo hacemos de manera coordinada y diseñadas de manera conjunta. Incluso ahora, con los fondos del Pacto de Estado, mi Consejería transfiere fondos a otras cuando hemos pactado que vamos a hacer con esos fondos.

 

AQUÍ: El fiscal superior de la región, en la presentación de la Memoria de este órgano judicial en el parlamento de Castilla-La Mancha dijo que en 2018 se han roto todos los registros dejando la cifra más elevada de toda la década y habiéndose incrementado todos los parámetros. ¿Estamos ante un fracaso de las políticas contra la violencia machista?

B.F.: Hay un aumento claro de agresiones sexuales que yo relaciono, sin habar hecho un estudio profundo, con el consumo de la pornografía y además pornografía de sumisión a través de las redes de manera incontrolada. Pero también hay un mayor atrevimiento a denunciar, lo que es positivo. El gran peligro que tenemos es que la violencia de género esté silenciada y la víctima no se atreva a acudir a ningún sitio, de manera que se quede aislada en su casa sufriendo una tortura toda la vida. El hecho de que una mujer que es víctima de malos tratos se atreva a denunciar significa que algo está funcionado bien, se siente amparada por la sociedad. Creo que el aumento de denuncias se debe más al hecho de que las víctimas sienten que el estado de derecho funciona.

 

AQUÍ: Durante el segundo trimestre de 2019 se solicitaron en Castilla-La Mancha 450 órdenes de protección. ¿Hay policía para tanto?

B.F.: Sí hay policía para tanto a través del sistema VioGen, donde están todos los cuerpos de seguridad del estado. Es verdad de que en algunas zonas se quejan de que hay falta de recursos. Después de los 7 años de Rajoy en los que no se sacó ninguna plaza de Policía Nacional y guardia Civil el asunto empeoró y eso costará remontarlo.

 

AQUÍ: El Estatuto de la mujer rural va a servir en la práctica?

B.F.: Creo que sí. Empezamos en la pasada legislatura con medidas muy concretas. Por el hecho de ser mujer o de tener una titularidad compartida en una explotación agraria ya tienes más puntos para acceder a las ayudas para la incorporación de jóvenes agricultores y las de mejoras de las explotaciones agraria. La Ley del Estatuto de la mujer rural dice que tenemos que alcanzar la paridad en los órganos de decisión en las asociaciones agrarias y en las cooperativas, una paridad que se ha establecido entre el 40% y el 60%. En un primer momento van a tener mayor acceso a las ayudas públicas quien cuente en sus órganos de decisión con la paridad que se ha establecido en la Ley; pero a la vuelta de 4 años la organización agraria o la cooperativa que no cuente con criterios de paridad en los órganos de decisión no van a tener ayudas públicas. Por tanto, indudablemente que va a a servir. Se que esta medida va a ser contestada y que va a tener dificultades, las mismas que cuando establecimos la paridad en las listas electorales y afortunadamente, gracias a esa decisión, mujeres como yo estamos hoy en puestos de decisión a los que si no, muy probablemente, no hubiéramos accedido nunca, porque las propias organizaciones, hablo en este caso de los partidos políticos, estaban muy masculinizadas. Hay que hacer muchas más cosas, nos obligamos a que la perspectiva agraria tenga también perspectiva de género. Si no hacemos esto los pueblos están condenados a desaparecer, si la mujer no tiene futuro en el mundo rural, el mundo rural no tiene futuro.

 

AQUÍ: Afectados enormemente por la violencia machista son los niños, el Gobierno ha aumentado ahora las subvenciones, pero qué más pueden hacer.

B.F.: Le cuento lo que hay y lo que creo que habría que hacer. Castilla-La Mancha tiene ayudas para los huérfanos víctimas de la violencia machista que hemos mejorado, hemos detectado algunos casos a los que no llegábamos y queremos llegar absolutamente a todos. Tenemos asistencia psicológica a los menores que sufren secuelas y, lógicamente, a través de los servicios sociales, todo el mecanismo y protocolo necesario, a través de Menores, para su protección. Dicho esto hay que hacer también una reflexión ¿tiene sentido que el 80% de los maltratadores tengan régimen de visita con sus hijos y sus hijas? A mi modo de ver, no, no tiene justificación. La recuperación de una menor o un menor que tenga secuelas psicológicas porque ha visto como su padre a maltratado durante años a su madre, se entorpece mucho en el contacto con el maltratador. Esto es una cuestión científica que escriben y verbalizan constantemente los expertos. Ya solo esto debería hacer que el maltratador no tuviera la custodia en ningún momento y que el régimen de visitas fuera excepcional; pero además estamos provocando una situación de riesgo en la víctima, porque cuando es esta la que tiene que facilitar esas visitas al maltratador se está exponiendo muchas veces. Este es un salto que hay que dar con legislación básica del estado, no podemos dejar desprotegidos por más tiempo a los niños y a las niñas que son las víctimas más vulnerables de la violencia de género.

 

AQUÍ: No es curioso este país dónde son las comunidades que más tienen las que más reivindican y los que más deberíamos hacerlos estamos callados?

B.F.: Nosotros no estamos muy callados, ya conoce usted al Presidente Page, que no se calla ni debajo del agua cuando lo que defiende es justo o al menos él así lo considera. Hace tiempo que el Gobierno hizo público un informe que determinaba que Castilla-La Mancha estaba infra financiada por importe de unos 1000 millones de euros anuales, y eso es una barbaridad para una comunidad autónoma como la nuestra. No es lo mismo el problema de financiación que pueda tener Madrid que el que pueda tener Castilla-La Mancha, son realidades completamente distintas. En la reivindicación de la financiación estarán más de acuerdo, seguramente, Madrid, Cataluña y Valencia que Castilla-La Mancha que estará más de acuerdo con Aragón, Galicia o Extremadura, porque tenemos realidades similares. Nosotros lo que decimos es que para la financiación hay que atenerse a criterios poblacionales, por supuesto, pero también a la dispersión geográfica, al envejecimiento de la población y también a la despoblación. Si tu tienes que prestar servicios en la serranía conquense, que hay doce mil habitantes, y para tenerla atendida en materia sanitaria necesitas 40 consultorios médicos y sin embargo en la Gran Vía, con veinte mil habitantes, no es necesario un centro de salud, pues obviamente esa realidad en la financiación autonómica hay que contemplarla. Creo que hay una insolidaridad grande por parte del movimiento independentista, con el precursor aquel famoso de “España nos roba”. Yo no se si están infra financiados, lo que si se es que Cataluña y Madrid tienen que aportar más de lo que reciben porque son los dos grandes motores económicos de España y es evidente que, tanto Cataluña como Madrid, si queremos la igualdad de todas las personas de España, vivan donde vivan, tendrán que aportar más de lo que reciben.

 

AQUÍ: Los independentistas son insolidarios ¿Y Madrid que funciona como un paraíso fiscal en algunos asuntos?

B.F.: Creo que los actuales dirigentes políticos de Madrid y los anteriores son insolidarios. Están diciendo que quieren más financiación autonómica al mismo tiempo que están bajando los impuestos, y eso no casa. La reducción de impuestos que ha anunciado la presidenta de Madrid, que no se si finalmente hará, se corresponde con el dinero que estaba pidiendo de las entregas a cuenta, más o menos la misma cifra. Madrid no puede jugar a tener una fiscalidad distinta a las comunidades autónomas que la rodean porque por ser la capital de España ya tiene unas sinergias que ningún otro territorio de nuestro país va a tener. Madrid por si mismo, aunque no hubiera nadie al timón, funciona como una máquina.

Cuando se hable de la financiación autonómica también hay que hablar de que no se puede hacer competencia desleal a otros territorios, hay que armonizar fiscalmente España. Al final no es a un territorio al que le haces la competencia es a las personas que viven en él.