Dónde darse un buen chapuzón

Nada mejor que un buen baño para combatir el calor sofocante de este verano. Y si es en plena naturaleza, aún más reconfortante. Pese a la sequía, en Castilla La Mancha hay 21 municipios en las cinco provincias que nos aguardan con preciosos rincones en lagunas, ríos y embalses donde refrescarnos, navegar y disfrutar del entorno natural.

 

Las lagunas de Ruidera se encuentran en un momento hídrico excelente este verano. El baño está autorizado en 9 de las 15 lagunas

 

Si no tenemos ninguno de estos espacios cerca, pueden ser una magnífica escapada que no nos va a defraudar. Y empezamos por uno de los entornos naturales más bonitos y singulares de Castilla La Mancha, el que más diversidad y espacio ofrece para el baño y para practicar deportes náuticos y que, además, este verano se ha salvado de la sequía y se encuentra en un óptimo estado hídrico: el parque natural de las lagunas de Ruidera, entre las provincias de Ciudad Real y Albacete.

 

El baño está autorizado y controlado en 9 de las 15 lagunas que se suceden formando un humedal continuo de 35 kilómetros, salvando un desnivel de 120 metros desde la laguna más alta, la Blanca, hasta la Cenagosa, que es la más baja, junto al embalse de Peñarroya. En el parque hay zonas de baño libres y también privadas, que ofrecen servicios extras a sus clientes y ciertas mejoras en el acceso al agua. Podremos encontrar numerosos restaurantes y alojamientos y empresas multiaventura para practicar deportes náuticos: desde Kayak a snorkell, paddle surf, canoa o buceo.

 

En la provincia de Ciudad Real el río Bullaque también es un gran alivio, con cinco zonas de baño autorizadas este verano: dos en El Robledo y otras tres en Piedrabuena. En este municipio se encuentra otro de los baños más populares y tranquilos, la Tabla de la Yedra, en mitad de un típico bosque mediterráneo de ribera que también se puede recorrer siguiendo varias rutas de senderismo que discurren junto al río. Y en la comarca de Alcudia, en Brazatortas, el embalse de Carboneras nos ofrece una amplia zona recreativa, con playa artificial, restaurante y la posibilidad de practicar piragüismo o participar en una ruta de senderismo nocturna.

 

En Albacete, el río Júcar reserva una zona perfecta para el baño a su paso por uno de los pueblos más bonitos de España, Alcalá del Júcar. Aguas limpias y tranquilas a las que se accede fácilmente por una playeta amplia de arena, en mitad de una frondosa vegetación. Desde allí, además, se hacen las mejores fotos de este pueblo.

 

En las lagunas de Villafranca de los Caballeros no es posible el baño este verano. La falta de lluvias las han dejado prácticamente secas

 

La zona habilitada para el baño en el embalse de Cazalegas, en la provincia de Toledo, es un magnífico espacio para darse un chapuzón y nadar, sin corrientes, ni escalones y profundidad en aumento progresivo. Allí también se puede pescar, practicar vela, surf, piragüismo o canoa, hacer rutas en bici o paseos a caballo. Junto al baño una zona muy sombreada y un camping que ofrece todo tipo de servicios. En Cazalegas podemos visitar además el centro de interpretación del Tajo, previa solicitud.

 

 

Sanidad también considera apto para el baño el Alberche a su paso por Escalona, en una zona privilegiada y amplia desde la que disfrutar de la silueta de su imponente castillo. Podemos encontrar diferentes playetas de arena, cuidadas, con frondosos árboles y también con espacios donde colocar sombrilla propia, desde donde acceder al agua y disfrutar de un buen picnic. Por el contrario, las lagunas de Villafranca de los Caballeros están prácticamente secas este verano y no es posible el baño.

 

Seguir leyendo...

 

En las serranías de Cuenca y de Guadalajara encontramos numerosas pozas y piscinas naturales utilizadas tradicionalmente para el baño, aunque la mayoría no están controladas por Sanidad

 

El parque natural del Alto Tajo, en Guadalajara, también nos ofrece idílicas pozas naturales de aguas turquesas. Están controladas para el baño en Trillo, donde no hay que perderse las cascadas que se forman cuando el Cifuentes desemboca en el Tajo. Y en Zahorejas, aunque hay que estar atentos a las notificaciones municipales de este pueblo, que tuvo que suspender el baño junto al puente de San Pedro por contaminación microbiológica durante unos días este mes de julio.

 

En esta provincia también está autorizado el baño en los embalses de Palmaces de Jadraque, en la agradable piscina natural de La Toba, que recoge aguas del embalse de Alcorlo, en plena serranía alcarreña. Y en el embalse de Entrepeñas, con zonas de baño en los pueblos de Alocén, Durón y Pareja. Eso sí, cada vez más deterioradas por el trasvase Tajo-Segura.

 

La serranía de Cuenca cuenta con numerosos rincones donde tradicionalmente ha sido posible refrescarse, aunque este año Sanidad solo tiene bajo control quincenal 7 zonas en 6 municipios: en la preciosa laguna de El Tobar, en Beteta; en las piscinas naturales que forma el Escabas a 3 kms de Cañamares, con una amplia zona recreativa y camping. O en el río Guadiela en el municipio de Albendea, donde podemos encontrar un merendero y fuente en la orilla.

 

También en esta comarca conquense, con temperaturas más frescas que hacen el verano más llevadero, nos podemos bañar en el río Cuervo a su paso por Santa María del Val. En el embalse de Buendía hay dos zonas habilitadas para el baño y muy cerca de Cuenca podemos darnos otro chapuzón en el embalse de La Toba o en el área recreativa de El Chantre, en una hoz del Júcar donde podemos encontrar una pequeña playa artificial y que es de acceso privado.

 

32 ZONAS DE BAÑO CONTROLADAS POR SANIDAD

 

La consejería de Sanidad supervisa cada dos semanas (hasta el 15 de septiembre) la calidad del agua y el entorno de 32 zonas de baño en ríos y embalses de Castilla La Mancha, con inspecciones oculares y análisis físicos, químicos, biológicos y microbiológicos de las aguas para comprobar que no están contaminadas y garantizar la seguridad de los bañistas. Estas zonas de baño en las cuencas del Tajo, Júcar, Guadiana y Guadalquivir se encuentran en estos 21 municipios:

 

PROVINCIA DE TOLEDO: Cazalegas: zona de baño en el embalse del mismo nombre. Escalona: en el río Alberche.

 

PROVINCIA DE CIUDAD REAL: Lagunas de Ruidera: En la parte del parque natural de esta provincia están habilitadas para el baño las lagunas del Rey, Entrelagos y La Morenilla. Piedrabuena: Tres zonas en el Bullaque. El Robledo: También en este río, dos zonas habilitadas para el baño. Brazatortas: pantano de Carboneras.

 

PROVINCIA DE ALBACETE: Lagunas de Ruidera: en el municipio de Ossa de Montiel está controlado el baño en las lagunas de La Colgada, La Salvadora, La Tomilla, Santo Morcillo, San Pedra y La Redondilla. Alcalá del Júcar: en el río Júcar.

 

PROVINCIA DE CUENCA: Embalse de Buendía: dos zonas de baño en este municipio. Albendea: en el río Guadiela. Beteta: el baño está controlado en la laguna del Tobar. Cañamares: una zona en el río Escabas. Cuenca: en el embalse de La Toba. Santa María del Val: en el río Cuervo.

 

PROVINCIA DE GUADALAJARA: Trillo y Zahorejas: dos zonas en el Tajo. Embalse de Entrepeñas: es posible el baño en los municipios de Alocén, Durón y Pareja. La Toba: en el embalse de Alcorlo. Palmaces de Jadraque: en el embalse.

 

AL AGUA, CON PRUDENCIA

 

 

Con este eslogan el Hospital Nacional de Parapléjicos nos vuelve a recordar este año unas sencillas normas para disfrutar de un buen baño sin sobresaltos. Una mala zambullida puede provocar una lesión medular y en las cervicales que producen tetraplejia son las más habituales por estos accidentes. El verano pasado atendieron en este centro hospitalario de Toledo a dos adolescentes de 12 y 14 años y a dos jóvenes de 25 y 31 que quedaron inmovilizados y sin sensibilidad desde el cuello a los pies por lanzarse mal al agua. Estos son tres consejos básicos:

 

1.- Es muy importante comprobar la profundidad del río, el embalse, el mar o la piscina y en función de ella calcular la altura desde la que es seguro saltar al agua. En los tres primeros espacios hay que tener especial cuidado cuando el agua está turbia porque puede haber rocas, árboles u otros objetos no visibles con los que podemos impactar. Además, la profundidad puede cambiar de un día para otro por las corrientes, mareas, la apertura o cierre de compuertas…

 

2.- Hay que zambullirse siempre con los brazos extendidos, situados en prolongación del cuerpo para proteger la cabeza y el cuello. Y no lanzarse nunca de cabeza desde demasiada altura porque una mala técnica también puede provocarnos una lesión al golpearnos con el agua.

 

3.- Si se produce un accidente, es muy importante inmovilizar el cuello de la víctima, evitar movimientos de la columna, buscar ayuda profesional para el traslado (112 es el teléfono de emergencias) y nunca trasladar al herido en un coche particular o por medios propios.

 

[/expand][/restrict]