2017 se estrenó con 202.226 parados, de los que 105.800 han agotado los subsidios

La consejera de Economía, Empresa y Empleo, Patricia Franco, junto al viceconsejero de Empleo, Francisco Rueda, y Elena Carrasco, directora general de Programas de Empleo

 

Castilla-La Mancha finalizó el primer mes de 2017 con 3.927 parados más que en diciembre de 2016, hasta sumar los 202.226. Más paro que un mes atrás pero menos que un año antes: en enero de 2016 se registraban 22.957 parados más, con una cifra total de 225.183 desempleados.

 

La provincia de Toledo ha experimentado una evolución similar que la media de la región, con un incremento del paro respecto a diciembre, situándose en los 72.573 (más de 837) y un descenso en un año de 8.212.

 

El fin de la campaña navideña ha mandado a casa a muchos contratados temporalmente en los sectores del comercio y hostelería, pero también en la industria ha caído el número de ocupados. La campaña agrícola de la aceituna, que ha hecho descender el paro en agricultura, y el buen comportamiento de la construcción no han podido compensar la destrucción de trabajo en el sector servicios.

 

La peor noticia de enero vuelve a ser, además de una tasa de paro que supera el 22% de la población activa, el elevado número de desempleados que ya han agotado prestaciones o subsidios por desempleo: 105.800 en Castilla-La Mancha. CCOO CLM vuelve a poner el foco en esta situación y reclama “agilizar la tramitación parlamentaria de la ILP para la prestación de ingresos mínimos, que se vota hoy en el Congreso y que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha aligere la burocracia para una vez aprobados los Presupuestos regionales todo esté listo para el mismo día poner en marcha la renta mínima”.

 

IMPACTO DEL PLAN EXTRAORDINARIO DE EMPLEO

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha querido poner en valor los buenos resultados de las políticas activas de empleo en Castilla-La Mancha, que han contribuido a que 2016 finalice con 27.500 parados de larga duración menos que en 2015, en gran medida por el impacto del Plan Extraordinario de Empleo. “Más del 99% del descenso del paro en 2016 ha sido vía creación de empleo, ha resaltado Franco, lo que es un buen indicador de la recuperación de la economía”.

 

22.500 desempleados que carecían de prestaciones o subsidios han tenido un contrato de al menos seis meses durante 2016 gracias al Plan Extraordinario de Empleo; 16.500 de ellos han sido empleados por los ayuntamientos de la región, 2.200 dentro del plan de mayores de 55 años y 2.000 jóvenes contratos por empresas dentro del programa Contrato Joven.