20 AÑOS INTENTANDO LEVANTAR EL VUELO

En un lugar de La Mancha, entre Ciudad Real y Puertollano, comenzó su aventura el aeropuerto Don Quijote. Nada salió como se esperaba, fue un negocio fallido plagado de episodios rocambolescos que apenas mantuvo actividad comercial un par de años. Ocho años después de su cierre definitivo, el proyecto renace bajo la marca CRIA (Ciudad Real International Airport), con un ambicioso plan de negocio multisectorial.

Instalaciones del aeropuerto de Ciudad Real. Su actual propietario es el empresario Gómez Arribas.

 

Se podría decir que los últimos veinte años han pasado volando, pero no para el aeropuerto de Ciudad Real, un proyecto de iniciativa privada (con una inversión presupuestada en 1.000 millones de euros) que pese al fuerte respaldo institucional que logró tardó mucho en despegar y tuvo que aterrizar al poco de hacerlo. En su corta vida como aeropuerto comercial, entre 2009 y 2010, generó un tráfico de 86.877 pasajeros en total, movidos por aerolíneas de bajo coste como Air Nostrum, Ryanair y Vueling, la última compañía en abandonar el aeropuerto.

 

La falta de viabilidad económica lo cerró en 2011, inmerso ya en un proceso concursal y posterior liquidación. Ahora, su nuevo propietario, el empresario inmobiliario Rafael Gómez Arribas, intenta un nuevo despegue bajo la marca CRIA (Ciudad Real International Airport).

 

Su plan de negocio incluye múltiples actividades: fabricación de aviones con tecnología puntera, plató de cine (ya se ha utilizado para este fin en distintas ocasiones), centro de formación aeronáutico y de mecánica, plataforma logística, hangares, mantenimiento de aeronaves, etc.

 

Seguir leyendo...
Prado López Galán
Prado López Galán

Últimas publicaciones de Prado López Galán (Ver todas)