Música para febrero

Cedric Burnside

 

«Benton County Relic»

 

 

 

Entre las joyas perdidas de 2018 nos encontramos con el último trabajo de Cedric Burnside. Nieto del legendario bluesman RL Burnside, creció rodeado de auténticas leyendas como Junior Kimbrough, Othar Turner o Jessie Mae Hemphill, en la actualidad es uno de los pocos músicos que quedan capaz de recrear y revitalizar la esencia del Mississippi Hill Country Blues con un sonido realmente innovador. «Benton County Relic», su nuevo trabajo, es cosa seria, toda una joya del género, suena inquietante y atemporal, es un disco brutalmente hermoso e incontestable que exige su tiempo.

 

Repleto de grandes momentos, solo hay que dejarse llevar por las canciones de un repertorio robusto e hipnótico, de pulso vigoroso y de una frescura envidiable, que sorprende por el fascinante magnetismo que desprende. El blues necesita de músicos como Cedric Burnside, con talento a raudales, que devuelvan a este género todo su esplendor. “Benton County Relic” es uno de esos álbumes que sigue ofreciendo recompensas con cada escucha, una respuesta envenenada para aquellos que piensan que la música blues está anticuada. Resistirá el paso del tiempo.

 

The Delines

 

«The Imperial»

 

 

Después de una dura y larga recuperación de su vocalista, debido a un desafortunado accidente a principios de 2016 cuando fue atropellada por un automóvil, The Delines rompen su silencio y retoman su carrera donde la dejaron con “Colfax” (2014), un magnífico debut que disfrutó de escasa repercusión. La otra aventura musical de Willy Vlautin (líder de Richmond Fontaine y reconocido novelista) vuelve sobre sus pasos y apuesta por recuperar un sonido definitivamente asentado en ese country-soul exquisito que desprende un encantador aroma a melancolía e invita a degustar lentamente.

 

«The Imperial» se pasea con calma entre paisajes íntimos, bellas melodías, sutiles arreglos y nuevas emociones, un álbum que se deja acariciar por la cálida y conmovedora voz de Amy Boone, absolutamente arrebatadora y de una belleza imposible. No hay más que escuchar temas realmente deliciosos como “Cheer Up Charley”, “Roll Back My Life”, “Eddy & Polly” o “Holly The Hustle”, que inundan un trabajo sorprendentemente hermoso.

 

The Grip Weeds

 

«Trip Around The Sun»

 

 

Dueños de un talento que parece inagotable, llevan algo más de dos décadas entregados en cuerpo y alma a este proyecto y el paso de los años les sienta francamente bien. A lo largo de todo este tiempo The Grip Weeds nos ha regalado un buen número de excelentes discos, algunos, tan esenciales como “House of Vibes” (1994) “The Sound Is in You” (1998) y “Summer of a Thousand Years” (2001), les han convertido en una de las bandas más respetadas y estimulantes de New Jersey.

 

Grabado en su propio estudio de House of Vibes en Highland Park, han firmado uno de los mejores trabajos de su carrera, un vibrante repertorio, marca de la casa, que el cuarteto maneja con envidiable soltura. “Trip Around The Sun” reúne un total de doce piezas directas, cargadas de frescura, que abrazan por igual y sin ningún complejo diversos estilos como el psyche-pop, el power-pop, el folk y el rock más clásico, una interesante colección que los apasionados del rock de los 60 simplemente no podrán resistir. En “Trip Around The Sun” hay razones más que suficientes para seguir siendo fiel a esta banda.

 

Y NO TE PIERDAS

Jeff Tweedy“Warm”

 

Hollow Hand. “Star Chamber”

 

Will Courtney. “Crazy Love”

 

Steve Gunn. “The Unseen In Between” “Warm”