Discos para terminar el año

Tony Joe White

(1943-2018)

 

 

Nació en Luisiana, creció entre campos de algodón y música tradicional genuinamente norteamericana. Músico de culto de voz profunda y conmovedora, gran compositor, elegante guitarrista con un sonido único impregnado de rhythm and blues, country y rock ‘n’ roll, Tony Joe White es uno de los más respetados e influyentes representantes del llamado swamp-rock.

 

Creador de una rica y extensa obra, con las raíces firmemente ancladas en la tradición, comenzó su carrera en 1969 con “Black and White” álbum con el que logró su primer éxito, le siguieron los imprescindibles “…Continued” (1969), “Tony Joe White” (1971), “The Train I’m On” (1972), “Home Made Ice Cream” (1973), y ha continuado imparable con una larga lista de trabajos hasta el más reciente “Bad Mouthin’”, publicado el pasado mes de septiembre, completando un suculento catálogo que muestra su enorme talento, algo de lo que andaba sobrado.

 

El amplio repertorio de Tony Joe White incluye un buen número de clásicos inmortales, muchas de sus canciones tuvieron mayor difusión en covers de grandes voces: «Polk Salad Annie» (Elvis Presley), «Rainy Night in Georgia» (Brook Benton), «Willie y Laura Mae Jones» (Dusty Springfield) o “Steamy Windows” (Tina Tuner), por citar tan sólo unos pocos títulos. El pasado día 24 de octubre falleció y con él se va una auténtica leyenda, uno de los grandes talentos que será recordado como un músico clave en la evolución de la música de raíces americana. Ahora tienes la ineludible tarea de ir descubriendo la obra de este músico imprescindible.

 

Valley Lodge

«Fog Machine»

 

Valley Lodge se han tomado su tiempo, regresan a escena cinco años después de firmar el flamante “Use Your Weapons” y, por lo que vemos, siguen gozando de muy buena salud. “Fog Machine” es su cuarto álbum, una contagiosa e infalible descarga de power pop enérgico y vitalista (“Stars Won’t Fall”, “Stand”), en el que no falta una buena ración de pop-rock con músculo (“Come Back to Bed”, “Let’s Go To The Woods”), medios tiempos que valen su peso en oro (“Keeping This World Alive”, “Fire”) ni coqueteos con el glam rock (“It’s AllRight”), catorce canciones intachables que te noquean desde la primera nota.

 

“Fog Machine” nos devuelve a unos Valley Lodge pletóricos, con más energías que nunca, contiene nada menos que catorce canciones cargadas de guitarras directas, espléndidas melodías, sencillos arreglos y unas harmonías realmente cautivadoras. Un excelente disco que rebosa buena música y confirma la madurez musical de esta banda que sigue liderada por el cómico y escritor Dave Hill. Un buen festín de pop en estado puro.

 

Larkin Poe

«Venom And Faith»

 

 

 

Desde que formaron Larkin Poe en 2010, Rebecca y Megan Lovell han demostrado ser, tanto en estudio como encima de un escenario, un vibrante dúo con un talento extraordinario, pertenecen a una nueva generación de músicos que se abre paso con una propuesta ciertamente innovadora. «Venom And Faith» es el cuarto trabajo que publican y me atrevo a decir que es su mejor álbum hasta el momento, un nuevo acierto de las hermanas Lovell que viene a confirmar las altas expectativas que teníamos depositadas en su música.

 

«Venom And Faith» suena excitante, toneladas de energía concentrada en un puñado de canciones que declaran su amor por el blues y los sonidos sureños, una potente dosis de blues-rock que se pasea cómodamente entre originales arreglos y una arriesgada producción en busca de un sonido vibrante e innovador. La música norteamericana necesita de bandas como Larkin Poe, que vienen a recuperar el pulso de un género como el blues.

 

Y ADEMÁS… Robyn

Georgia Anne Muldrow. “Overload”