100 años de progreso

No hay mejor puerta de entrada a Toledo que su estación de tren: un hermoso edificio neomudéjar que desde 1919 trasciende la funcionalidad y las prisas de una estación ferroviaria para ofrecer al viajero, a modo de avanzadilla, el primer deleite que le espera en la ciudad Patrimonio de la Humanidad. La estación
de tren cumple cien años y el ayuntamiento de Toledo le rinde un merecido homenaje.

Inauguración de la estación de tren de Toledo el 26 de abril de 1919.


Quiso el destino que el 24 de abril de 1919, primer día que entraba en servicio la nueva estación ferroviaria, llegara a Toledo una mujer europea que traía, como el tren, progreso a la humanidad. Marie Curie -premio Nobel de Física en 1903 y Premio Nobel de Química en 1911- formaba parte de una excursión a Toledo de los 800 médicos que participaban en el I Congreso Médico de Madrid.

 Seguir leyendo...