10 de cada 100 castellano-manchegos han generado anticuerpos frente a la covid-19

La tercera oleada del estudio nacional de Sero-prevalencia confirma que Castilla-La Mancha es la segunda región española que ha alcanzado mayor grado de inmunidad.

 

Un 10% de la población de Castilla-La Mancha ha generado anticuerpos contra el SARS-CoV-2, el virus que ha provocado la pandemia de coronavirus aún activa. Concluida ya la tercera oleada del estudio sero-epidemiólogico realizado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III,  el informe destaca en sus conclusiones que «aunque   la   prevalencia   nacional   se   sitúa   en   torno   al   5%   previsto   en   el   cálculo   de   tamaño   muestral,   se   observa   una   marcada   variabilidad   geográfica,   analizando   las   Comunidades Autónomas  y   ciudades   autónomas   en   conjunto.   Mientras   que   Ceuta,   Murcia,   Asturias,   Galicia,   Baleares   y   Canarias   presentan   prevalencias   inferiores   o   cercanas   al   2%,   las   Comunidades   de   Castilla-La   Mancha   y   Madrid   rondan   o   superan   el   10%.   En   los   mapas   provinciales   destaca   la   agrupación   central   de   provincias  con  prevalencias  iguales  o  próximas  al  10%  en  el  entorno  de  Madrid». 

 

 

Dentro del territorio de Castilla-La Mancha, el mayor porcentaje de población inmunizada frente al virus está en la provincia de Cuenca, en la que el 11’4% de sus ciudadanos tienen anticuerpos frente a la covid-19 (datos de la tercera oleada, en la segunda el porcentaje de inmunidad era superior, el 14.8%). Cuenca es la cuarta provincia española con mayor inmunidad alcanzada, sólo por detrás de Madrid, Segovia y Soria.

 

En Albacete el 10’85% de su ciudadanía estaría inmunizada, el 9’8% en Guadalajara, el 9’1% en Ciudad Real y el 8’6% en Toledo, que sería la octava provincia con mayor grado de prevalencia alcanzado.

 

Otras conclusiones de este importante estudio epidemiológico en el que ha participado más de 68.000 personas es que «no se aprecian   diferencias   importantes   entre   hombres   y   mujeres,   ni   entre   personas   con   nacionalidad   española   respecto   a   otras   nacionalidades.   Los   niños   muestran   prevalencias   más   bajas   de   anticuerpos   en   la   Ronda   1,   pero   estas   diferencias   son   menos   evidentes   en   la   última   Ronda.   Entre   los   trabajadores   en   sectores   esenciales,   destaca   la   mayor   prevalencia   de   anticuerpos   en   los   sanitarios (del 10%).   No   se   observan   grandes   diferencias   en   función   del   nivel   de   estudios,  de  la  presencia  o  grado  de  discapacidad  ni  con  el  número  de  personas  que  conviven   en  el  hogar.  Finalmente,  la  prevalencia  es  algo  mayor  en  las  áreas  urbanas».

 

El estudio se ha hecho en tres oleadas distintas: la primera del 27 de abril al 11 de mayo, la segunda del 18 de mayo al 1 de junio y la tercera del 8 al 22 de junio

 

Seguir leyendo… »